El exseleccionador de fútbol croata Miroslav “Chiro” Blazevic, que dirigió a la selección que quedó tercera en el Mundial de Francia de 1998, murió este miércoles en Zagreb a los 87 años de edad, tras sufrir una larga enfermedad.

“Chiro” ha sido muy popular por sus éxitos deportivos, pero también por su sentido de humor y sociabilidad, de forma que el público y los medios lo apodaban “El entrenador de todos los entrenadores” o “Chiro leyenda”.

Nació en 1935 en Travnik, Bosnia-Herzegovina, donde empezó a jugar con un equipo local, formó parte de una serie de clubes balcánicos, entre ellos el Dinamo de Zagreb.

Inició su carrera de entrenador a los 31 años, en 1963, para luego dirigir en total 19 clubes de Suiza, Croacia, Grecia, Eslovenia, Bosnia-Herzegovina, China e Irán, así como las selecciones de Suiza, Croacia, Irán, Bosnia-Herzegovina y la sub-23 de China.

Sus mayores éxitos fueron cuando su Dinamo de Zagreb ganó en 1982 el campeonato de Yugoslavia, y cuando la selección de Croacia acabó tercera en el Mundial de Francia de 1998.

Con el primer club croata, el Dinamo, ganó tres campeonatos, dos copas y una supercopa yugoslavas y croatas.