Roma, Italia.  La Justicia italiana ha establecido que un administrador gestione el patrimonio de la actriz Gina Lollobrigida, de 92 años, después de que sus familiares acusaran a su joven asistente de expoliarla, informaron hoy a Efe fuentes jurídicas.

La decisión de la Corte se basa en una pericia médico-legal según la cual en su día a día la actriz “aparentemente es muy lúcida” pero en lo que tiene que ver con las cuentas y cuestiones patrimoniales “está totalmente confusa”, subraya el letrado.

Por eso, por orden de los jueces, un administrador nombrado por el Tribunal deberá velar por sus bienes y sus riquezas.

Todo para evitar que sea expoliada por su joven asistente, Andrea Piazzola, de 32 años, tal y como alegan los familiares de la actriz, su único hijo y su nieto, Milko y Dimitri Solfic, y su exmarido, el empresario español Javier Rigau, asistidos por Gentiloni.

La Fiscalía de Roma ha solicitado la apertura de un juicio contra Piazzola, investigado por el delito de aprovecharse de una persona incapacitada.

Un cargo que pena con cárcel entre dos y seis años a quien “se procure a sí o a otros un beneficio abusando de las necesidades, pasiones o inexperiencia de un menor o abuse del estado de enfermedad o deficiencia psíquica de una persona”.

Los fiscales, en un documento datado el pasado 20 de febrero, exponen un largo historial de operaciones bancarias y compras entre 2013 y 2018 con el patrimonio de la actriz atribuidas a Piazzola.

Según este informe, el joven se hizo nombrar administrador de una sociedad que gestiona los bienes de la diva y en 2015 vendió tres inmuebles cerca de la Plaza de España romana por un valor total de 2,1 millones de euros (2,3 millones de dólares).

Además figuran extracciones de dinero en efectivo, transferencias a su nombre y a sus padres, a los que envió 119 000 euros (134 000 dólares), y compras de coches de lujo, como un Ferrari.

Lollobrigida es una de las grandes estrellas de la cinematografía italiana, con películas como “Salomón y la reina de Saba” (filmada en España en 1959 y donde actuaba el estadounidense Tyrone Power, fallecido en pleno rodaje), “La Romana” (1954) y “Cuando llegue septiembre” (1961).

EFE