Pablo Lyle

Miami.-Los abogados del actor mexicano Pablo Lyle, que es juzgado en Miami por la muerte del cubano Juan Ricardo Hernández, a quien propinó en 2019 un puñetazo en una discusión de tráfico en Miami, alegaron que el golpe fue su reacción a una situación de «pánico».

Vestido con un traje azul, camisa y corbata, Lyle asistió este viernes a la primera audiencia oral del juicio con jurado que se celebra en una corte de Miami presidido por la jueza estatal Marisa Tinkler Mendez.

La defensa y la Fiscalía expusieron sus argumentos en esta primera jornada del juicio por homicidio involuntario abierto al actor de telenovelas como «Adorable maldición».

«Ustedes decidirán si el golpe fue intencional o fue una reacción», le dijo al jurado Bruce Lehr, abogado de Lyle.

Lehr hizo una descripción de los hechos según la cual Hernández, preso de un ataque de rabia, fue el agresor, dado que se acercó al vehículo en el que iba Lyle con sus hijos, tocó de forma violenta la ventana del conductor y se dirigió a los ocupantes de manera airada, en medio del llanto histérico de los menores.

La evidencia mostrará, añadió el abogado, qué momentos antes de que Lyle se acercara a Hernández, este ciertamente levantó las manos, pero no para protegerse, como alega la Fiscalía, sino que lo hizo con los puños en alto, «y el señor Lyle instintivamente, sin intención ni pensamiento, lo golpea una vez».

Incidente de Lyle

El suceso, ocurrido el 31 de marzo de 2019, día en que Lyle iba camino al aeropuerto con su familia en un vehículo conducido por su cuñado Lucas Delfino, registrado por las cámaras de seguridad de una gasolinera cercana.

Las imágenes en video muestran que en un semáforo en rojo el cubano se bajó para recriminar a Delfino por una maniobra que había realizado.

Delfino se bajó del vehículo para discutir con Hernández, momentos en que el su coche, aparentemente sin frenos, empezó a moverse, una situación que obligó a Lyle a bajar para tratar de detenerlo, y que le produjo «pánico», sentimiento que se incrementó cuando vio que el cubano se daba vuelta y se dirigía a su vehículo, según expresó su abogado en la corte.

Tal como muestran las imágenes, Lyle se acercó Hernández, le dio un golpe y el cubano se desplomó al instante en el piso. Cuatro días después murió en un hospital de Miami, poco antes de casarse con su prometida.

No hubo disposición de pelear

El abogado de la Fiscalía estatal, Shawn Abhuhof, durante su turno señaló que Hernández no se puso en posición para pelear y «cuando se dio cuenta de que alguien corría hacia él, se dio la vuelta y levantó las manos».

Agregó que Lyle se acerca al cubano con intención de «causar daño» y que lo golpea en la cara «porque culpa al señor Hernández por esta situación».

Previo a la audiencia, la magistrada desestimó una moción de la defensa que pedía que no se tomará en cuenta las declaraciones que dio Lyle a la Policía de Miami al momento de su detención en el aeropuerto de esta ciudad.

El mexicano se encuentra en libertad bajo fianza y con vigilancia electrónica desde poco después del hecho.