Caracas.- El presidente de la Academia Nacional de Medicina, Enrique López Loyo, explicó este lunes que ante la nueva variante del coronavirus, Ómicron, es ncesario mantener la calma y continuar con las medidas de bioseguridad ya establecidas. 

De acuerdo con el galeno, los síntomas de Ómicron son leves: dolor muscular, molestia progresiva en la garganta y luego cendrías otros indicios convencionales de la enfermedad. 

En ese sentido, López Loyo recalcó que lo fundamental en esta nueva cepa es evaluarla de acuerdo a su comportamiento clínico, «porque la velocidad de transmisión parece ser mucho más rápida», precisó en entrevista con Circuito Éxitos. 

«Es inexorable la llegada de estas mutaciones, pero por ahora es importante mantener la calma», insistió. 

El representante de la Academia de Medicina pidió a los gobiernos mantener la capacidad de control en sus ingresos desde diferentes naciones. «Ayer, por ejemplo, se reportó que en Canadá llegaron dos pasajeros procedentes de África y en un vuelo de apróximadamente 200 personas, ya podría generar una expansión», acotó. 

De igual manera pidió renovar todas las medidas de bioseguridad que se conocen, para evitar un impacto peor en el mundo. 

El médico concluyó su intervención la importancia de vacunarse, aunque aclaró que con la variante Ómicron «no se sabe la incidencia sobre la protección». Sin embargo, «la estrategia sigue siendo la vacunación y esta nueva cepa aparece, porque en el sur de África el nivel de vacunación es muy bajo».