Sao Paulo.- La actividad económica de Brasil creció un 0,35 % en febrero en comparación con enero después de tres meses seguidos de retracción, según un índice divulgado este martes y que el Banco Central utiliza para intentar anticipar el resultado del Producto Interior Bruto (PIB).

El llamado Índice de Actividad Económica del Banco Central (IBC-Br), conocido por los economistas como la previa del PIB, mostró un crecimiento de la mayor economía de Suramérica del 0,33 % en el acumulado entre enero y febrero.

En comparación con febrero del año pasado, el índice de actividad presentó un avance del 0,60 %, mientras que en los últimos 12 meses subió un 0,66 %.

Los datos, sin embargo, no incluyen los efectos de la crisis del coronavirus en la economía brasileña, que según la proyección de economistas del mercado financiero entrará en recesión este año.

Según un sondeo realizado por el Banco Central a cerca de cien analistas de bancos y financieras, y divulgado este lunes, el Producto Interior Bruto de Brasil sufrirá una retracción del 1,96 % en 2020, lastrado por la pandemia.

El Gobierno brasileño, por su parte, es más optimista y ha reducido el crecimiento del 2,10 % al 0,02 % para 2020, mientras que el Banco Central ha recortado la estimativa del 2,2 %, calculado en diciembre, al 0,0 %.

El coronavirus supone un duro golpe para una economía que venía recuperándose lentamente de la histórica recesión que sufrió en 2015 y 2016, cuando el PIB brasileño se retrajo cerca de siete puntos porcentuales.

En los tres años siguientes la economía encadenó resultados positivos pero discretos (1,3 % en 2017, 1,3 % en 2018 y 1,1 % en 2019) y la previsión inicial, antes de la pandemia, era que finalmente despegaría en 2020, con una expansión de hasta el 2,5 %.

Amparado en la economía, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, uno de los más escépticos sobre la gravedad de la COVID-19, ha criticado las medidas de restricción impuestas por la mayoría de los gobernadores de Brasil y ha pedido a los brasileños que vuelvan al trabajo.

 

EFE