Ciudad Guayana.-Víctimas del Ejército, acudieron en masa ante la sede del Ministerio Público que está en Puerto Ordaz, para denunciar al comandante de la 512 Brigada de Infantería de Selva que está en la referida población.

Dolientes de personas desaparecidas y otras muertes en supuestos enfrentamientos, acusan al teniente coronel (Ej), León Ernesto Solis, de matar de manera impune a varios mineros y después simular aparentes enfrentamientos.

También denunciaron que otros están desaparecidos, luego que militares los sacaron de sus casas. Piden al presidente Nicolás Maduro, igual al Ministro de la Defensa Vladimir Padrino López, que investiguen el caso y que Solis, sea destituido y castigado.

Gladys Peraza, madre de Gunthel Rogelio Aguinagalde Peraza quien tenía 20 años, acusó al jefe del comando de ejecutar a su hijo sin razón alguna, después que lo sacó de su casa.

“El suceso ocurrió en La Tablita. Vecinos son testigos de lo que pasó, ellos vieron cuando lo secuestraron. Sabemos que lo torturaron, Solis le preguntaba qué en dónde estaban los malandros y mi hijo le pedía que no lo mataran, apareció en El Callao sin vida”.

Dice la madre del abatido que estuvieron presentes funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, “desde que llegó  el Cicpc a Tumeremo, nos hacen la vida imposible, matan a la gente de manera impune y nadie dice nada”, acotó.

La esposa de Víctor Riveras, acusó igual al comandante de la brigada de selva, aseguró que su pareja era mototaxista. El día 10 de marzo de este mismo año, llegó a su casa en El Cacho con unas bolsas de comida para sus dos hijos y a los pocos minutos apareció una comisión del Ejército.

La viuda, Andreina García,  apunta que Solis, estuvo presente y se llevaron a su marido y aún no saben de su paradero, lo han buscado y nadie da razón.

Solicita a la Defensoría del Pueblo, Fiscalía de los Derechos Fundamentales que investiguen las desapariciones forzosas que se cometen en Tumeremo.

Las víctimas acudieron con otras madres que perdieron a sus seres queridos, sin embargo, temen hablar, porque son amedrentadas y amenazas por funcionarios militares.

Gladys Peraza, Andreina García y otra de las víctimas piden que se haga justicia. Fotos: Níger

Piden justicia

Dicen que son más de 400 personas, entre desaparecidos y muertos por el Ejército, exigen al Ministerio de la Defensa que haga las averiguaciones correspondientes, igual exhortaron al fiscal general de la República, Tarek  William Saab, quien debe comisionar fiscales nacionales para que hagan las investigaciones.

El grupo de mujeres, explicó que en la zona Sur, desde que los municipios se fundaron, hombres de estas localidades  lo que hacen es trabajar la minería. Ahora, el Gobierno nacional, insiste en perseguir a los mineros para dejarles las minas a los extranjeros.

Además, pidieron al presidente Nicolás Maduro que apertura una investigación contra funcionarios de la GNB y del Cicpc porque los mismos se dedican a extorsionar y robar a los mineros, aquellos que se niegan a pagar vacuna son ejecutados en supuestos enfrentamientos.

Víctimas de los atropellos, aseguran que el alto jefe militar mantiene a guerrilleros en lugares mineros, en donde los paramilitares actúan y persiguen a los locales que trabajan la minería.

Pancartas alusivas en la que acusan al teniente coronel de apoyar y mantener a grupos de la guerrilla en campamentos mineros en el municipio Sifontes. Fotos: Níger

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]