Aida Carradini, una artista integral con la creatividad a flor de piel
Aida Carradini, una artista integral con la creatividad a flor de piel - Foto: Wilmer Barrera

Aida Cecilia Molina de Carradini, mejor conocida como Aida Carradini, es una artista plástico guayanesa que se ha encargado de elaborar vitrales desde hace 30 años.

El vitralismo es una disciplina que consiste en mezclar colores con las expresiones, entregando a través de sus diseños un resultado final lleno de mucha luz y color. Esta disciplina tiene su auge en el siglo XIII con el arte gótico, pero su introducción fue durante la época románica (VI-XI).

Especialista en este arte, Aida es reconocida regionalmente y nacionalmente, ya que, gran parte de sus trabajos ha sido y están exhibidos en iglesias, empresas, hogares, en todo el país.

Los vitrales son luz y color

Un viaje a Europa cambió la vida de Aida Carradini, debido a que tuvo la oportunidad de disfrutar de grandes exhibiciones de vitrales, con la que quedó encantada y dijo: ¡Dios mío qué impresionante, yo quiero aprender a hacer eso!

Pero, para ese entonces, las responsabilidades eran mayores, era la única mujer instructora de Vuelo Instrumental Simulado en Ciudad Guayana, y el tiempo era muy limitado por lo que no podía ejercer los estudios de este arte.

Vitrales realizados por Aida Carradini
Vitrales realizados por Aida Carradini – Foto: Wilmer Barrera

Pero el deseo de estudiar vitralismo era cada vez mayor, por lo que comenzó a entrenar a uno de sus alumnos, siendo este el mejor de clase, para que la supliera mientras ella estudiaba. El entrenamiento duró aproximadamente tres años.

Una vez culminado, decide irse a la ciudad capital, contactar a Leonel Duran quien era uno de los grandes artistas de vitrales en la zona. Su formación inició con clases de cerámica artística dirigida por la profesora Amara Vitranzza, dicha preparación la ayudaron a desarrollar su estilo propio.

Lampara: uno de los trabajos de Aida Carradini
Esta Lampara es uno de los trabajos de la vitralista Foto: Wilmer Barrera

Ciudad Bolívar

Luego de la preparación en Caracas, se residencia al sur de Venezuela. Aida terminó su formación como vitralista con el profesor Leonel Duran, pero no comenzó de lleno a trabajar, debido que aún tenía varias responsabilidades con las clases de aviación en Ciudad Bolívar.

El primer cliente de Carradini fue su hermano, a quien le pidió que comprara los vidrios que ella se encargaría de hacer el vitral, para montarlo en el descanso de la escalera.

Gracias al apoyo incondicional de su esposo Hugo Carradini, lograron fundar su empresa de vitrales a la que llamaron Vitrales Aida Carradini, C.A.

Parte del trabajo de Vitrales de Aida Carradini
Parte del trabajo de Vitrales de Aida Carradini – Foto: Wilmer Barrera

Aida Carradini ha ejercido con pasión este arte con el que se ha encargado de cautivar a toda la comunidad guayanesa y venezolana con su inigualable estilo y creatividad.

Pero no solo se ha dedicado su vida solo hacer vitrales, actualmente ha realizado varios cursos en los que sigue explotando su creatividad y en los que ha aprendido a realizar cajas y bolsas de regalo con material de reciclaje. Además, reforzando su lado artístico, esta vez en un taller de clases de cuatro. 

Aida Carradini es amante de lo que hace, profesional, detallista, dedicada, y sobre todo con un amplio conocimiento en el arte del vitralismo.

Vitrales exhibidos en la entrada de la casa de la vitralista Aida Carradini
Vitrales exhibidos en la entrada de la casa de la vitralista – Foto: Wilmer Barrera
 
Oswaldo Jiménez / [email protected]