En una entrevista con el diario mexicano El Universal, El Potrillo se sinceró sobre la importancia que ha tenido su progenitor en su carrera, debido a que siempre ha estado presente para apoyarlo, sea físicamente o desde la distancia.

“Mi papá era y fue uno de los críticos más grandes que tuve en mi carrera, siempre, desde el principio. Siempre estaba al pendiente, atrás de bambalinas viendo cómo habla, qué decía, cómo cantaba, si me desafinaba o no, siempre fue y se lo agradezco muchísimo porque aprendí tantísimo de él”, expresó el artista.

A pesar del delicado momento que enfrenta la familia Fernández, Alejandro reconoció que intenta seguir con sus responsabilidades laborales, pues es algo que también le inculcó su padre.

“Nos ha tocado muchísimas veces, si hay algo que nos inculcó en la carrera mi padre mi eso, él tuvo un problema algo similar, él estaba de gira en Estados Unidos cuando le dieron la noticia de que mi abuela había muerto y lo tiene claro y sabe que los compromisos son los compromisos, el trabajo es el trabajo y hay que echarle para adelante, aunque siempre estamos conectados preguntando cómo siguen las cosas de mi papá”, detalló.

Para concluir, el hijo del rey de las rancheras agradeció los gestos de apoyo y cariño que ha recibido por parte de la fanaticada para la pronta recuperación de Don Chente.