apagones

El Callao.- Los constantes apagones que se viven en los municipios del sur del estado Bolívar mantienen agobiados a sus habitantes, quienes ya deben contar como «actividad diaria», al menos dos horas del día sin energía eléctrica.

«Ya se volvió una costumbre y nadie dice nada sobre las razones», expresó Pedro Gutiérrez quien a su vez expresó que los apagones se dan a cualquier hora del día y ya son muchas las familias afectadas por equipos quemados ante la constante inestabilidad energética.

Cabe destacar que durante los últimos 3 meses la situación se ha agravado, mientras cada día hay menos trabajadores y unidades de Corpoelec disponibles. Usuarios señalan que una de las posibilidades pudiera ser las innumerables plantas recuperadoras mineras que se sitúan desde el municipio Piar hasta Sifontes, donde se ha generado una mayor demanda energética, pero sin una sustancial mejora en la oferta de energía.

La misma situación se vive en Guasipati, El Dorado y Tumeremo, donde los constantes cortes de energía eléctrica obligan a los habitantes a tomar medidas preventivas. Ahora, ya no es raro ver al menos una cocina eléctrica en cada hogar, debido al problema en la distribución del gas doméstico, pero esto al generarse la serie de apagones, solo genera incomodidad en las personas quienes hasta pueden durar 5 a 6 horas en espera de que el suministro eléctrico sea restablecido.

De manera extraoficial se pudo conocer que varios de los cortes eléctricos se deben a la falta de mantenimiento de las líneas de distribución, las cuales al verse colapsadas y sin el mantenimiento preventivo tienden a presentar las continuas fallas.

SNPDSur