Argentina

Buenos Aires.-Argentina se matriculó este domingo en la última ronda de clasificación para las finales de la Copa Davis, que se disputarán en Madrid, al derrotar en Buenos Aires por 4-1 a Bielorrusia.

Tras una jornada inicial que terminó igualada 1-1 el sábado, Argentina encarriló su victoria este domingo con el triunfo de Horacio Zeballos (7º de la clasificación en dobles) y Máximo González (25º), sobre los juveniles Daniil Ostepenkov (63 en el ránking junior) y Erik Arutiunian (4 en junior).

Los argentinos se impusieron por 5-7, 6-2 y 6-2 en una hora y 51 minutos en el Buenos Aires Lawn Tennis Club.

En un clima frío y ante 25.000 espectadores, Argentina volvió a sufrir un temor inicial en el primer parcial -al igual que el sábado con la derrota de Schwartzman- pero luego la experimentada allanó el triunfo.

En el segundo punto del domingo, Diego Schwartzman (número 15 de la clasificación mundial) se recuperó de la inesperada caída del sábado ante Ostapenkov y se impuso por 6-1 y 6-2 ante Alexander Zgirovsky (1.233) en una hora y dos minutos para sellar el triunfo de los locales.

El juego marcó la despedida como capitán de Gastón Gaudio. “Fue mi última serie al frente del equipo donde disfruté mucho de estos tres año. Sentí una adrenalina que no vivía desde que era jugador”, expresó tras el triunfo.

Diego Schwartzman destacó la superación para obtener la clasificación: “Fue difícil el fin de semana en Buenos Aires porque ayer tuve un muy mal rendimiento pero por suerte pudimos ganar en casa. Luego de la derrota de ayer me apoyé en el grupo para no volver a pensar en el muy mal día que había tenido”, precisó.

“Ayer (sábado) tuve uno de los peores días de mi carrera y justo jugando para mi país. Siempre hay una minoría que hacen críticas con mala intención que afectan y, por eso luego del triunfo, solté muchas emociones contenidas”, explicó el número 15 del mundo.

En un juego que selló su debut en Copa Davis, Federico Coria (número 61) se impuso por 6-3 y 6-1 a Daniil Ostapenkov en una hora y ocho minutos, para cerrar la serie en 4-1.

Bielorrusia había llegado a esta serie en Buenos Aires con tres ausencias relevantes como las de Ilya Ivashka (53), Egor Gerasimov (82) y el doblista Andrei Vasilevski (85), que obligaron al capitán Aleksandr Vasilevski a recurrir a un equipo juvenil.

Esta serie marcó el regreso del equipo argentino a la Catedral del Tenis tras 16 años para este torneo de naciones y, además la vuelta del público a un evento deportivo con un 70% de aforo luego del levantamiento parcial de las restricciones por la pandemia del coronavirus.