Caracas.- Las autoridades venezolanas se incautaron de 9.173 toneladas de cocaína y pasta base de coca en un operativo desarrollado en una zona del noroccidental estado Zulia fronteriza con Colombia, informó este lunes el vicepresidente y ministro del Interior, Néstor Reverol.

Durante la operación, desarrollada en el municipio de Jesús María Semprún, también fueron desmantelados dos grandes campamentos con 25 laboratorios para el procesamiento de drogas, según explicó Reverol en su cuenta de Twitter.

La incautación y el desmantelamiento fueron realizados por funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) durante la «Operación Independencia 2020».

Los campamentos estaban ubicados a 900 metros de la frontera colombiana y, en ellos, fueron destruidas más de 17 toneladas de productos químicos y otros implementos utilizados para el procesamiento de la cocaína, agregó Reverol, quien también es mayor general de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada).

Reverol acompañó los mensajes de unas fotos, también en la misma red social, en las que pueden verse las débiles estructuras de madera cubiertas con lonas, así como distintos elementos como hornos microondas.

También puede apreciarse el momento en que fueron quemados bajo la supervisión de agentes y militares venezolanos.

En otras de las fotos se ve lo que parecen fardos de cocaína ocultos entre la vegetación, algunos de los cuales tienen la marca «Acqua di Parma».

«Venezuela refuerza la vigilancia en nuestras fronteras para evitar que las mafias colombianas utilicen nuestro territorio para la producción de cocaína. ¡Mantener a raya la extensión de cultivos ilícitos es nuestra misión!», concluyó Reverol.

El municipio Jesús María Semprún forma parte de la Sierra del Perijá, distribuida a ambos lados de la frontera y que es refugio de varios grupos armados en su zona colombiana.

 

EFE