Con una versión remasterizada en 4K, la película «Avatar», una épica de ciencia ficción militar estadounidense, retornó a las salas de cine en varios países, el viernes 23 de septiembre, e hizo historia al ocupar, luego de 13 años de ser lanzada, el puesto número uno en la taquilla mundial, con ingresos adicionales de 30.5 millones de dólares.

 Ambientado en el año 2154, el film que siguió la aventura del marine paralítico Jake Sully, en Pandora, ingresó durante su reestreno diez millones de dólares solo en Estados Unidos; mientras que en el resto del mundo sumó otros 20.5 millones.

 Se convirtió, como consecuencia, en la película más taquillera de la historia con una recaudación acumulada de 2.850 millones de dólares; título que ostentaba antes Avengers: Endgame, película basada en los cómics de Marvel, que alcanzó para 2019 los US $2.790,2.

 No obstante, se debe aclarar que no es el único reestreno de la película: el año pasado, la producción de 2009 volvió a estrenarse en China, tras la flexibilización de las medidas de confinamiento por concepto de pandemia de coronavirus.

«El sentido del agua»

 La estrategia marcada por Disney evidenció un claro éxito y pavimentó así el camino para la llegada de la secuela «Avatar: The Way of Water» o «Avatar: El sentido del agua», nombre en español, la cual se espera sea estrenada el 16 de diciembre en Estados Unidos.

 Al respecto, su director James Cameron indicó en la Comic-Con de San Diego que la segunda parte fue rodada con la tecnología más avanzada: 3D «de mejor resolución» y «efectos visuales de mayor realismo».

 «Quería que nuestro regreso a Pandora fuera algo realmente especial. Cada toma está diseñada para la pantalla más grande, la resolución más alta y el 3D más inmersivo disponible. Y creo que lo logramos», aseveró el cineasta en un mensaje grabado desde Nueva Zelanda.

 Hasta el momento se conoce que «El sentido del agua» transcurrirá en el océano, al menos una gran parte de ella; y seguirá a los protagonistas Jake Sully (Sam Worthington) y Neytiri (Zoe Saldaña) mientras crían a sus hijos en un mundo envuelto en la guerra. «Es más una saga familiar y sus problemas con los humanos», adelantó Cameron.

 Por otro lado, el cineasta planea revolucionar, una vez más, el mundo de los efectos digitales en el cine; afirmó que presentará una nueva forma de grabación bajo el agua.

 Nuevos personajes, nuevas localizaciones de Pandora y, sobre todo, los océanos del planeta serán algunas de las singularidades que encontrarán los fanáticos de la película de 2009 en el estreno próximo.