Aragua.-La gente oyó las detonaciones a altas horas de la noche del martes 12, tuvo temor de salir de sus casas para saber que ocurría, después de algunos minutos de silencio, vecinos decidieron salir  y averiguar lo que había pasado en el hogar contiguo.

Agapita Elena Rosendo de 76 años de edad y Alberto Segundo Salón de 59 años, fueron encontrados sin vida en medio de un charco de sangre y cerca de los  cadáveres, cartuchos percutidos de pistolas automáticas que utilizaron los bandidos para liquidarlas.

El doble crimen conmocionó a la población del barrio La Concepción, parroquia Sabaneta del municipio José Rafael Revenga, al este del estado Aragua.

La abuela y el padre del adolescente fueron sometidos inicialmente, en tanto que los criminales aguardaban a su víctima para matarla.

Cuentan allegados que los bandoleros se cansaron de esperar al joven y como este no llegó a la residencia, decidieron matar a sus parientes.

 Según, el adolescente se había convertido en el novio de la ex de uno de los cabecillas de la peligrosa banda de criminales que azotan la parroquia. El líder negativo envió a sus compinches a matar al menor que andaba con su expareja.

Los delincuentes tras no dar con el paradero del adolescente, decidieron acribillar a la abuela y al progenitor.

Nativos de La Concepción, exigen a las autoridades policiales de Aragua, que encuentren a los responsables del doble homicidio, dicen que eran personas honestas y trabajadoras.

Bladimir Martínez Ladera
[email protected]