La "fiesta electoral" en Tumeremo, debe hacerse más discreta. Foto: referencial

Ciudad Guayana.– En el municipio Sifontes, ubicado al sur del estado Bolívar, es muy cuesta arriba hacer política. Así lo manifiesta el candidato a la alcaldía por el Movimiento Ecológico, Eudes Perroni. 

Esta localidad forma parte del extenso territorio minero y abarca tres poblaciones: la parroquia Dalla Costa, cuya capital es El Dorado, la parroquia San Isidro, capital Las Claritas, y Tumeremo.

En esta zona se han registrado desapariciones forzadas, abusos sexuales y ejecuciones extrajudiciales, como consecuencia de los conflictos entre bandas armadas que se pelean el control de los yacimientos de oro. Entre los casos más sonados está la masacre de Tumeremo, en 2016, donde  perdieron la vida 28 mineros –aunque la Fiscalía reconoció solo 21- y al menos 18 desaparecidos. 

También se registró el asesinato del comandante del Fuerte Tarabay, Ernesto Solis, el 7 de abril de 2020, a quien la población en reiteradas oportunidades acusaba de encabezar un “grupo exterminio” para secuestrar y desaparecer a los mineros artesanales, e intimidar a las mujeres del municipio Sifontes, según reseñas en el diario Nueva Prensa de Guayana. 

Eudes Perroni forma parte del equipo político que acompaña a Américo De Grazia en sus aspiraciones a la gobernación del estado Bolívar, tiene 64 años y se presenta como un luchador social, gremialista y productor agropecuario. 

Perroni ha denunciado a través de la radio los actos irregulares de estas bandas delictivas, como la extorsión a los mineros, el cierre de locales comerciales “cuando les da la gana”, o cómo llegan con armas a la población del Kilómetro 88, al sur de Las Claritas.

De hecho, planteó a todos los candidatos del sur del estado Bolívar, realizar una reunión para denunciar este cuadro de violencia en el que se está desarrollando la política en esta zona de la entidad. 

“De eso no se habla”

Las bandas armadas a las que se refiere el candidato Eudes Perroni, cuyos nombres prefirió omitir, se han encargado de condicionar la intención de voto en la población, con amenazas a los ciudadanos y dirigentes políticos. 

Los pobladores de esta localidad coinciden en que esta situación no es nueva, aunque aclaran que de estos temas poco se habla, por el peligro que pueden correr al hacerlo.  

Uno de los entrevistados asegura que en el pueblo se oyen rumores de que los mineros saldrán de las minas el día 17 de noviembre, para alistarse a votar por el candidato que las bandas criminales apoyan. De acuerdo con esta versión, los grupos irregulares se oponen al candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela, Vicente Rojas, quien busca la reelección a la Alcaldía de Sifontes. 

“Por aquí están diciendo que van a sacar a los mineros el día 17 para que vayan a votar, pero por el candidato que ellos quieren (…) Aquí cuando ven que un candidato le va ganando al que ellos quieren, entonces empiezan con las amenazas, extorsionan a los mineros, cierran comercios cuando les da la gana”, relató la fuente consultada. 

El entrevistado hizo referencia a “la fundación 3R” como promotores de los “pranes” en el sur de Bolívar, aunque esta misma organización se ha desvinculado públicamente de presuntos nexos con grupos delictivos que operan en la zona minera. 

La Fundación de Gestión Social 3R, con sede en Tumeremo, se identifica como un grupo privado, constituido por 26 voluntarios que hacen trabajo social y aseguran estar constituidos legalmente, desde el 7 de febrero de 2019.

En declaraciones a medios de comunicación, la organización ha dejado claro que no tienen vínculo con bandas delictivas y que están prestos a cualquier investigación que se les quiera realizar. 

Su vicepresidente, César Velasco, el 6 de mayo de 2021, dijo a la prensa que es posible la confusión, porque en las minas de Tumeremo, supuestamente opera una banda armada que se hace llamar “grupo armado 3R o 3 Raíces”. 

Denuncia ante el CNE

El candidato a la gobernación del estado Bolívar, Américo De Grazia, formalizó una denuncia ante el Consejo Nacional Electoral sobre esta situación. “Esto no es una novedad en Sifontes. La práctica de estas organizaciones es impedir que los testigos y miembros de mesa de partidos opositores hagan el trabajo, haciéndose dueños del protocolo y del procedimiento, ante la mirada indiferente del Plan República”, afirmó De Grazia. 

El candidato explicó que las bandas amenazan con llevar a sus víctimas a una zona llamada “La Casa de Papel”, donde –supuestamente- las desaparecen. “Esta forma violenta de hacer política, de barbarie, no solo tenemos que denunciarla, sino tomar las previsiones al respecto”, sostuvo. 

De Grazia solicitó a la comisión de la Unión Europea que trasladen al menos a tres funcionarios, uno para cada parroquia, a vigilar la pulcritud del proceso.

Carta de Américo De Grazia, dirigida al CNE

Elías Rivas