Melbourne, Australia. El castellonense Roberto Bautista (19) se apuntó una titánica lucha ante el polaco Hubert Hurkacz (9) por 7-6(6), 2-6 y 7-6(5) para dar a España el pase a una final de la Copa ATP en la que se enfrentará al ganador del choque que medirá a Rusia ante Canadá.

“Es un partido que recordaré siempre, los dos hemos merecido ganar”, comentó tras cerrar su cuarta victoria consecutiva en la actual edición de la Copa ATP que se alargó hasta las dos horas y cuarenta minutos.

La calidad tenística del primer set fue insuperable después de que ambos jugadores sacaran sus mejores versiones para deleitar al escaso público de la Ken Rosewell con interminables peloteos de bella factura.

Tras preservar todos sus servicios, el polaco y el español, que llegaron al duelo con un cara a cara favorable al castellonense (2-0), llevaron la primera manga a un desempate que brilló con puntos inverosímiles y que cayó del lado español por un apretado 8-6.

Bautista acusó el desgaste del primer set en una segunda manga que cedió por un contundente 6-2 a pesar de que concedió las mismas pelotas de rotura (2) que su rival.

En la manga definitiva, a punto estuvo el primer cabeza de serie español de robarle el servicio al polaco cuando el marcador lucía un 5-4 favorable pero, tras insistir hasta tres veces en un iguales que desató los nervios del banquillo español, el polaco se apuntó el juego y lo dejó todo listo para un nuevo ‘tie-break’.

La igualada continuó como principal protagonista en el ‘tie-break’ hasta que una mini-rotura con el 3-3 supuso el 7-5 definitivo.

La victoria de Bautista hizo bueno el primer triunfo del asturiano Pablo Carreño (20), que pasó superó al polaco Jan Zielinski, 860º mundial, después de endosarle un 6-2 y 6-1, para dejar en bandeja un pase a la final que concretó Bautista frente al top-10 Hubert Hurkacz (9).

“Han tenido mala suerte y lo siento por eso. He tenido que centrarme en lo mío”, comentó tras la conclusión de un partido que no alcanzó la hora de duración en alusión al positivo de Kamil Majchrzak, tenista al que tenía previsto enfrentarse.

Carreño, que continúo con pleno de victorias en la competición por equipos, volvió a mantener un elevado porcentaje de primeros servicios (76%) que le ayudaron a mantener a su rival, conocido por sus destrezas en dobles, sin ninguna opción.

El partido de dobles quedó, por cuarta vez consecutiva, sin ninguna emoción después de que los individuales decretaran el pase a la final.

EFE noticias