Riga.- El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, advirtió este martes a Rusia de que tendrá que hacer frente a “graves consecuencias” si ataca a Ucrania, después de que Moscú haya aumentado su presencia militar junto a la frontera de la antigua república soviética por segunda vez este año.

“Cualquier acción escalatoria por parte de Rusia sería motivo de gran preocupación para Estados Unidos, así como para Letonia, y cualquier agresión renovada provocaría graves consecuencias”, declaró el político en una rueda de prensa junto al ministro letón de Asuntos Exteriores, Edgars Rinkēvičs.

Blinken añadió que tendrá “mucho más” que decir al respecto el miércoles, una vez que haya concluido la reunión de titulares de Exteriores de la OTAN que comienza hoy en Riga, donde se abordará la concentración militar de Rusia junto a Ucrania.

En cualquier caso, mencionó “las acciones en curso de Rusia en Ucrania, su creciente retórica beligerante, su reciente acumulación de fuerzas, sus movimientos fuera de lo corriente a lo largo de la frontera de Ucrania”.

Agregó que Estados Unidos ya ha visto “el libro de tácticas de Rusia muchas veces”.

“Parte de ese libro de tácticas es intentar crear y manufacturar la llamada provocación como justificación para algo que Rusia está planeando hacer desde el principio. Si de lo que se está informando cuadra con ese libro de tácticas, no lo sé, pero (…) estamos muy preocupados por los movimientos que vemos a lo largo de la frontera ucraniana. Sabemos que Rusia a menudo combina esos esfuerzos con esfuerzos internos para desestabilizar un país”, indicó.

Blinken también se refirió al ataque híbrido del presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, que ha enviado migrantes de Oriente Medio a las fronteras de Polonia, Lituania y Letonia para presionar a esos países, así como a la Unión Europea y la OTAN.

“Nos unimos a Letonia a la hora de condenar este modo cínico e inhumano en que el régimen de Lukashenko ha explotado a personas vulnerables para orquestar flujos de migración irregular a lo largo de sus fronteras y reconocemos el derecho del Gobierno de Letonia y otros en la región de proteger sus fronteras, de forma consistente con el Derecho internacional y el enfoque humano que se necesita”, comentó.

Recalcó que el presidente estadounidense, Joe Biden, está “profundamente comprometido” con la OTAN, con el principio de defensa colectiva según el cual un ataque contra uno de los aliados equivale a un ataque contra todos ellos e “igualmente comprometido” con la seguridad en la región báltica.

Evidenció que “los gobiernos autocráticos que buscan erosionar el orden internacional basado en normas”, la pandemia del coronavirus y la crisis climática “son desafíos que una nación sola no puede afrontar”.

“Sabemos que cuando nuestros aliados son más fuertes y están más seguros, nosotros también lo estamos”, dijo.

 

EFE