Madrid.-El pánico ha vuelto a las bolsas europeas, tras el respiro del pasado viernes, pese a los estímulos aprobados el domingo por la Reserva Federal de EEUU y a la acción concertada de los principales bancos centrales para proporcionar liquidez.

Los inversores temen que las medidas adoptadas en un número creciente de países para contener la expansión del coronavirus paralicen la actividad económica.

A las 13:30 horas, el Ibex 35, el selectivo de la Bolsa española, perdía un 10,6 %, hasta 5.910 puntos, el nivel más bajo desde 2003.

En el resto de Europa, Londres caía un 7,1 %; Fráncfort, un 9,5 %; París, un 10,9 %; y Milán, un 9,6 %.

En Asia, la bolsa de Tokio ha bajado un 2,46 % y la de Seúl, un 3,19 %.

La Reserva Federal de EEUU lanzó el mayor paquete de estímulo monetario desde la crisis financiera de 2008, que incluye un recorte de los tipos de interés de un punto, hasta una horquilla de entre el 0% y 0,25%, y una inyección de liquidez de 700.000 millones de dólares.

Además, la Reserva Federal acordó una acción coordinada con los bancos centrales de Canadá, Inglaterra, Japón y Suiza y con el Banco Central Europeo (BCE) para canalizar mayor liquidez al mercado a través de líneas de intercambio del dólares.

El Banco de Japón ha decidid mantener en el mismo nivel el tipo de interés de referencia pero ha ampliado la compra de bonos y ha creado una nueva línea de financiación a las empresas.

Adam Vettese, analista de eToro, considera que la decisión de la Reserva Federal «ha espantado a los mercados, más que tranquilizarlos».

En su opinión, los bancos centrales han usado ya la mayor parte de su capacidad de estímulo «y ahora es responsabilidad de los gobiernos adoptar las medidas fiscales que permitan detener el daño económico que está causando el coronavirus”.

Para Wen-Wen Lindroth, de Fidelity, la Fed «ha adoptado casi todas las medidas posibles dentro de su mandato legal, lo que indica que está tomándose muy en serio la situación».

A su juicio, la relajación monetaria «es un bálsamo pero no una curación para lo que aflige al mundo en estos momentos».

Philippe Waechter, de Ostrum AM (Natixis), considera necesario un plan coordinado en Europa, porque, a su juicio, la peor opción sería que se tomaran medidas no homogéneas en cada pías.

El comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, ha asegurado hoy que la economía europea podría contraerse en torno a un punto este año.

En el mercado del petróleo, el precio del Brent, de referencia en Europa, se desploma un 9 % y se sitúa en torno a los 30,5 dólares por barril.