Ciudad Bolívar-. Pasar por la calle Columbo Silva, del sector Barrio Ajuro, a  pie o en carro es un verdadero suplicio, tanto vecinos, estudiantes como conductores, tienen que sortear innumerables obstáculos. Huecos, basura y aguas negras dificultan y hasta impiden que cualquiera llegue a su destino.

En las calles Columbo Silva, está ubicada la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad de Oriente, y allí se percibe el descontento de los estudiantes y de los habitantes del sector, al perder la esperanza de disfrutar una ciudad “limpia y bonita”.

Está vía también sirve para llegar más rápido al Hospital Ruiz y Páez pero debido a las innumerables fallas que presenta, los conductores deben tomar sus previsiones y hacer maromas para poder transitar por el lugar, así lo confirmó el señor Carlos, que pidió no ser fotografiado porque trabaja para la Gobernación de Bolívar y teme represalias.

“Si llueve los problemas se agravan, porque en plena calle, justamente en la esquina del Colegio de Medicina se inunda con cualquier lluviecita. Uno tiene que pensar por dónde se va a meter para poder pasar, así que ir al banco o comprar cualquier cosa es un viacrucis en temporada de lluvia”.

Aseguró que cruzar por cualquiera de las calles transversales que llegan al centro es entrever casi un panorama de huecos y basura.

“Tanto la municipalidad como la gobernación están acometiendo algunos trabajos sin priorizar lo que verdaderamente es urgente para la ciudad. Existe un Plan Ciudad Bolívar Bonita que emprendieron los candidatos del PSUV para hacer campaña, el cual pedimos que está calle sea intervenida, y así atienden lo que a gritos pide el ciudadano de a pie y lo que reclama la ciudad”.

Un problema latente

Carmen Ramírez, vecina, con 30 años viviendo en la zona, comentó que el mal estado de la vía, lleva toda la vida. “Bueno, esta calle está intransitable en estos 20 años de revolución”.

Ramírez es dueña de una bodega y trabajadora del Ejecutivo, un emprendimiento que empezó hace dos años, pero ha visto perecer su sacrificio poco a poco ante la imposibilidad de que sus clientes lleguen a su establecimiento.

Asegura que el colapso de la calle y el desbordamiento de las cloacas inciden sobre la ganancia de su negocio.

 
Ivannia Moreno Palacios