Ciudad Bolívar-. Desde el día miércoles 6 de octubre más de quinientas personas pertenecientes a los grupos mineros del sector La Cochera cerraron la Troncal 19 a la altura de Guarataro, vía que comunica a Ciudad Bolívar con los municipios Sucre y Cedeño en protesta por el maltrato y atropello por parte de efectivos militares y la suspensión de los trabajos en dicha mina. 
 
María Lozano, representante y vocero de los trabajadores del oro, manifestó que la tranca es debido a los atropellos que sufrieron días a atrás por parte de los cuerpo de seguridad que intervinieron la mina La Cochera en donde  fueron «maltratado, saqueados y robados por parte de los antes mencionando».
 
«Aquí estamos cerrando la Troncal 19  en señal de postrada por el maltrato por parte de los cuerpos de seguridad como Dgcim y Comas que generando hechos violentos genero la muerte de un gran número de mineros y la desaparición de otros».
 
Aseguró pues las protestas seguirán hasta que llegue el gobernador Justo Noguera, «queremos que escuche nuestros planteamiento y los eleve al Gobierno nacional, porque según se corre el rumor que estos cuerpos de seguridad volverán con los ataques hasta desalojarnos de nuestros espacios de trabajo».
 
Lozano, sentenció que los mineros exigen regresar a la mina La Cochera y que las autoridades respondan por los ataques, los mineros muertos y por los desaparecidos.
 
En medio de la protesta los más de 500 mineros de Sucre exigen a las autoridades celeridad en las investigaciones y dar con el paradero de más de una docenas de personas que aún siguen desaparecidos, luego del atentando registrado en dicha zona minera hace tres semanas atrás.
 
Otra semana de espera
 
Los mineros en la la tranca de la Troncal 19, informaron que esperan la llegada del Justo Noguera Pietri para realizar una reunión de trabajo y alianzas, sin embargo espera las más sinceras intenciones del actual gobernador y el candidato a la Alcaldía de Sucre Luis Hernández, a pesar que muchos mineros desconfían de los políticos de la zona, pues consideran su intención de ayuda, se trata de una estrategia de campaña electoral y no de resolver el problema a raíz.
 
 
Ivannia Moreno Palacios