Comité Ejecutivo de Camcaroní, periodo 2021-2023. Foto: Prensa Camcaroní.

Ciudad Guayana.- El comité ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias del municipio Caroní (Camcaroní) hace un llamado a los guayacitanos y al empresariado, a mantener la calma y confiar en el sistema bancario nacional, en medio de la reconversión monetaria que entra en vigencia el 1° de octubre de 2021.

Tal y como anunció la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, desde este jueves 30 de septiembre y hasta las 6 de la mañana del 1° de octubre, habrá una “pausa operativa” en el sistema bancario nacional para la adecuación de la nueva reconversión monetaria, que eliminará seis ceros de la moneda nacional.

Esta sería la tercera reconversión monetaria en el país, en los últimos 13 años, que ha efectuado el Banco Central de Venezuela (BCV), en las que han eliminado 14 ceros del valor nominal de la moneda, el bolívar.

Evento coyuntural

Catherine Wilson, presidenta de Camcaroní sostiene que la pausa operativa “es solo un evento coyuntural para adoptar la nueva escala monetaria”, y que el sector empresarial ha venido trabajando en la adecuación de sus sistemas para poder aplicarla a partir del 1° de octubre.

“El sector empresarial ha asumido el costo de este proceso en un momento en que cada céntimo de su patrimonio cuenta, transitando al mismo tiempo una crisis económica que se profundizó producto de la pandemia del Covid-19 y que luego se ha mantenido por la paralización intermitente que deriva de las medidas como la cuarentena y el método 7+7”, expresa Wilson.

Por su parte, Camilo London, primer vicepresidente de Camcaroní y experto en el área tributaria, reconoce que la causa de todos estos procesos de reconversión, está enmarcada en el proceso inflacionario que afecta considerablemente el poder adquisitivo del bolívar, generando un desbordamiento de cifras en los sistemas de registro contable administrativo.

“Además la dificultad de seguir emitiendo monedas y billetes con cifras cada vez mayores y lo difícil de manejar las operaciones en moneda nacional”, agrega.

London considera que la nueva reconversión monetaria es “un mal necesario”, y que su adopción es el reconocimiento del deterioro de la economía.

“Sin embargo, era necesario volver a quitar ceros al bolívar tan depreciado para facilitar su operatividad”, subraya.

Nuevo modelo económico

En ese sentido el Comité Ejecutivo hace un llamado al sector empresarial representado en cada una de las asociaciones y cámaras de comercio e industrias del país, a que se entienda desde el Gobierno Nacional, “que debemos avanzar a un modelo que se enfoque en la productividad, la libertad económica, la formalización, para crear mejores condiciones que permitan estabilizar el poder adquisitivo del bolívar”.

Esto supone, según Camilo London, la racionalización del gasto, la eficiencia en la gestión pública, el veto a la monetización del déficit fiscal e incentivar la actividad económica”.

Por su parte, Fidel Hernández, economista y Segundo Director Ejecutivo, señala que, por lo pronto, “podemos ver esta reconversión monetaria con reflexión y sentido crítico, como otra oportunidad para dejar de hacer aquello que nos ha conducido a ella nuevamente”, concluye.