Cápsulas de paz
A la verdad, no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos primeramente, pero también de los gentiles. Romanos 1:16 NVI
 
 
La esencia del evangelio es: Jesús murió en una cruz por nuestros pecados, fue sepultado y resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras. Ante esta verdad absoluta todo el que confiesa con su boca que Jesús es el Señor, y cree en su corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, es salvo. ¡Cristo desea que todos vengan a su presencia y obtengan salvación y vida eterna, aún hay tiempo!
 
 
Pr. José N. Corrales
 
@pastorcorrales