Cápsulas de paz
Aquí culmina el relato. Mi conclusión final es la siguiente: teme a Dios y obedece sus mandatos, porque ese es el deber que tenemos todos.
Eclesiastés 12:13 NTV
 
 
El autor de Eclesiastés usa su sabiduría para trabajar y examinar la experiencia humana y de igual forma valorar sus situaciones. Él determina que la vida es vanidad, y que los esfuerzos humanos son frívolos.
 
Resumidamente, Eclesiastés provee instrucciones acerca de cómo vivir con significado, con propósito y con alegría, al tener a Dios en el centro de nuestra vida, aceptar con satisfacción su voluntad, temerle y obedecer sus mandamientos, ya que ese debe ser el motivo de nuestra vida. *¡Dios juzgará toda obra, buena o mala!*
 
Pr. José N. Corrales
@pastorcorrales