San Félix.-En una amenaza se convirtió la cárcava de la urbanización Francisco Avendaño, sector mejor conocido como “Los Alacranes de la parroquia Simón Bolívar.

Lugareños no duermen por temor a que se derrumbe uno de los edificios aproximado a la zanja de varios metros de ancho.

La abertura crece cuando llueve; mientras que los derrumbes de las paredes de arenas son constantes.

La cárcava se tragó varias viviendas y aún las personas que quedaron damnificadas no han sido reubicadas, es lo que denunció Jesús Fermín, uno de los locales.

Afectados, dice que muchos prometen para nadie cumple; “la situación para la gente es angustiante. Desde hace mucho tiempo estamos pidiendo solución a este grave problema y no vemos ningún tipo de solución”.

Llamado al Gobierno nacional

Vecinos indican que ubicaron unas máquinas cerca de la cárcava hace un mes y 19 días, pero ellos, no ven que comienzan los trabajos.

Jesús Fermín, denunció que tuvieron que evacuar tres familias más, luego del último aguacero que ocurrió el día lunes, en tanto que otras viven en zozobra.

Solicitó al Gobierno nacional, de Nicolás Maduro que se aboque a esta emergencia antes que uno de los bloques cercanos en donde residen más de 80 familias queden damnificadas.

Comunidad amenaza con tomar la avenida Libertador, dicen que es la única manera en que el gobierno local y regional los tome en cuenta.

El llamado es para el gobernador Ángel Marcano, igual, para el alcalde Tito Oviedo y otras autoridades del Ejecutivo Nacional,  para que ordenen los trabajos en la cárcava de Los Alacranes.

Bladimir Martínez Ladera/Foto: Saúl Rondón