Tras tenerse conocimiento de la desaparición de la joven Alejandra Paola Rivera Vásquez (17), el pasado sábado 30 de julio, cuando acudió a una fiesta, funcionarios de la Coordinación de Investigaciones de Delitos Contra las Personas de Maracaibo, adscritos al CICPC,  iniciaron el proceso de investigación y hallaron su cuerpo en estado de descomposición el día lunes y lograron detener a tres de los involucrados.

Al realizar las pesquisas correspondientes, se conoció que la joven habría salido de su vivienda con su amigo Orlando Andrés Morales Fleire (29), con destino a una fiesta que se realizaba en el sector los Bucares, complejo recreacional La Romareña, parroquia Francisco Eugenio Bustamante, municipio Maracaibo, estado Zulia.

La fiesta era organizada por Jairo Alexander Charris López (25), oficial del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia, adscrito al Equipo de Respuesta Especial (E.R.E.) y Alexander David Edwards Contreras (27), quienes permitieron el ingreso de la menor de edad a dicha fiesta.

Se conoció que Orlando llevó a la joven hasta la referida fiesta para que sostuviera un encuentro con Ángel Daril Sandoval Guerrero (32), apodado «El Goajiro», aún por detener.

La joven, durante la fiesta, decidió bailar con otras personas, acción que enfureció a Ángel, quien optó por sacarla de la fiesta y llevarla a un terreno baldío adyacente, donde sostienen una fuerte discusión y el hombre optó por segarle la vida por asfixia mecánica por sofocación; Orlando, salió en búsqueda de la joven, ya que esta tenía su celular y la encuentra sin vida, pero huye del sitio.

Al ser encarado por los familiares de la víctima, este no daba información sobre el paradero de la misma, a pesar de tener conocimiento de que la joven ya había sido asesinada; se continúan las investigaciones para detener al autor material del hecho, quien reside en Maicao (Colombia).

Quedó el caso a disposición del Ministerio Público del estado Zulia.

Prensa Cicpc