Células estresadas

Reino Unido.-Un mecanismo recién descubierto y que se activa cuando las células estresadas pueden abrir una vía para ayudar a prevenir la agregación de proteínas que se observa habitualmente en las enfermedades neurodegenerativas.

La investigación fue liderada por la Universidad de Cambridge en Reino Unido, que relacionan el estrés celular con plegamiento de proteínas.

Mecanismo de células estresadas

Las enfermedades neurodegenrativas como el alzheimer y parkinson, se producen a causa de la acumulación de las proteínas mal plegada.

Proceso normal de un plegado de proteínas es cuando las células tienen el control de destruir las que no están haciendo su trabajo bien.

Es por ello que en las enfermedades neurodegenerativas, este sistema se deteriora con consecuencias potencialmente devastadoras.

El nuevo mecanismo identificado parece revertir la acumulación de agregados, pero no eliminándolos por completo, sino volviendo a doblarlos.

Funcionamiento de las células

Edward Avezov explicó que «al igual que cuando nos estresamos por una gran carga de trabajo, también las células pueden ‘estresarse'».

Y mencionó un ejemplo de los anticuerpos cuando se producen como respuesta a una infección.

Enfoque de la investigación

Grupo de investigadores se contró el estudio en estresar un componente de las células llamado «retículo endoplasmático».

Este desempeña funciones como la síntesis, plegado, modificación y transporte de proteínas necesarias a la superficie.

La hipótesis de partida fue que estresar al retículo podría conducir a un mal plegado y agregación de las proteínas al disminuir su capacidad de funcionar correctamente. Al estresarla, se eliminaban los agregados y no porque se degradaran sino porque se desenredaban, lo que les permitía volver a plegarse correctamente.

«Si podemos encontrar una forma de despertar este mecanismo sin estresar las células -lo que podría causar más daños que beneficios-, entonces podríamos encontrar una forma de tratar algunas demencias», dijo Avezov.

El principal componente de este mecanismo parece ser una clase de proteínas conocidas como de choque térmico (HSP), que se fabrican en mayor cantidad cuando se exponen a temperaturas superiores a su temperatura normal de crecimiento, y en respuesta al estrés.