Puerto Ordaz.-La situación política actual nos mantiene en una situación de parálisis en toda la sociedad, y la ruta planteada del cese de  la usurpación y elecciones libres no llegó a los resultados que se esperaba como era la salida de Maduro , dijo Cesar Ramírez, presidente de Encuentro Ciudadano en el estado Bolívar.

Las estrategias que se usaron con «todas las opciones sobre la mesa» y de que   «a Maduro le quedan pocas horas,» y  con la comunidad internacional que decía y daba la salida  como inminente de Maduro, pero nada de eso se concretó.

Ante esta situación según la Constitución de la República, el período de alcaldes y gobernadores se vence en el mes de diciembre de este año, y hay la posibilidad de ir a elecciones.

 “Una cosa es ver el país desde la capital, donde no tienen problemas con la gasolina y hay combustible los siete días de la semana a toda hora,  y  no tienen problemas graves de agua y todos los servicios como nosotros en Caroní”.

Caracas es una burbuja, donde los servicios funcionan mejor, porque se han preocupado porque nada falte, pero en la provincia especialmente en Bolívar, el gobernador Justo Noguera tiene secuestrado a sus ciudadanos, sin gasolina, con el aeropuerto cerrado,  los terminales de pasajeros también, y los comerciantes están al borde de la quiebra, porque después de un año no los dejan trabajar tranquilos, los persiguen, acosan, y los guayaneses viven en una situación de indefensión, agregó.

Indefensión

Ante esta situación, ven en las elecciones generales a alcaldes y gobernación, una oportunidad de mejorar nuestro nivel de vida, porque  a diferencia del estado Bolívar, en Lecherías en el estado Anzoátegui, a solo tres horas y media, hay gasolina todos los días de la semana y sin cola, como si vivieses en otro país, y allí tienen un alcalde y un gobernador que son de oposición y se nota la diferencia.

En cambio, en Ciudad Guayana tenemos un alcalde que no existe y tiene la ciudad llena de zamuros porque no recoge la basura, el transporte público es muy deficiente, con un gobernador autoritario que solo se ocupa del negocio del oro y la gasolina, y nadie sabe quiénes son sus directores, y se la pasa en Santa Elena de Uairén, en la frontera con Brasil, de donde controla toda la explotación del arco minero, denunció Ramírez.

En 2015 el CNE era chavista y ganamos

Para Ramírez, la designación de un nuevo CNE, nombrado por una asamblea írrita e ilegítima, solamente electo con parte de unos opositores que saltaron la talanquera, pero que comparado con el CNE del 2015 donde salió a votar una gran mayoría de venezolanos, se ganó las dos terceras partes de la AN, con un CNE y un TSJ ilegítimos igual, presidido por Tibisay Lucena y una mayoría chavista, y aun así le ganamos, recordó Ramírez

El recién nombrado CNE que va a tener a Enrique Márquez, dirigente opositor y Roberto Picón, que ha sido un técnico  electoral de oposición: ¿porque no acudir?, si el CNE del 2015 era mayoría chavista, y a su modo de ver, este brinda mejores condiciones a los electores y partidos de oposición, pero eso no quiere decir que está todo resuelto, sino que hay unas condiciones mínimas,  conjuntamente con la unión europea, seguir luchando para que desde las regiones  se elija un liderazgo que vaya a organizar  a los ciudadanos, para lograr la salida de Maduro más adelante, y esta sería la forma de una unidad desde las regiones, desde la provincia para construir.

Igualmente habló de la libertad incondicional de los presos políticos,  el permitir la observación internacional de organismos calificados y la devolución de las tarjetas de los partidos a sus líderes legítimos como condiciones que aún nos falta conquistar.

Para finalizar expresó la necesidad de efectuar elecciones primarias como el mecanismo idóneo para lograr la unidad opositora.

Redacción SoyNP