Ciudad Guayana.- Luego de tantos rumores y negarlos recurrentemente, César Ramírez, decidió este miércoles 10 de noviembre declinar su candidatura a la Alcaldía de Caroní y acompañar a Francisco Sucre en la recta final de la campaña electoral. 

A solo un día de poder realizar sustituciones de candidaturas, según lo establece el cronograma electoral, Ramírez dice que es necesario anteponer los problemas de la gente, de los vecinos, a los intereres particulares, egos y diferencias políticas. 

Asimismo, pide a quienes llevan candidaturas paralelas a la Mesa de la Unidad Democrática, ponerse del lado de quien no tiene gas, del que hace cola por gasolina, el que busca un tambor con agua porque no cuenta con el servicio o el peatón bajo la lluvia o sol, porque no existe el transporte público. 

«Tenemos que ponernos al lado de esa gente, ellos están esperando eso de nosotros, que nos unifiquemos, que vayamos unidos a ganarle a Tito ‘zamuro’ y a Ángel Marcano», recalcó Ramírez. 

El ahora ex candidato asegura que la población de Ciudad Guayana no le perdonará a la clase política que vayan separados y que se mantenga en el poder, Tito Oviedo, quien busca la reelección a la Alcaldía de Caroní o que llegue al Gobierno, Ángel Marcano, a quien calificó de «destructor» de las empresas básicas. 

«He tomado la decisión de ponernos a un lado en Caroní, de facilitar la unificación de las candidaturas y sumar los votos de Fuerza Vecinal a la MUD, es decir, seguimos con Raúl Yusef a la gobernación y con Francisco Sucre a la alcaldía», enfatizó. 

César Ramírez agradeció a quienes lo han acompañado en esta travesía política y asegura que continuará del lado de la gente, tanto en tiempos electorales, como en la vida cotidiana. 

«Vamos a empujar para ganar la gobernación y la alcaldía de Caroní», concluyó.