Santiago de Chile.- La Policía chilena informó este lunes de la incautación de más de una tonelada de marihuana «creepy», equivalente a casi 3 millones de dosis listas para ser vendidas en Santiago, en el marco de un operativo internacional en el que participaron fuerzas de Ecuador, Perú y Colombia.

La operación denominada «Contra-reloj» permitió la detención de nueve personas, tres chilenos y seis colombianos, dedicadas al tráfico de este tipo de marihuana, sustancia que Estados Unidos alcanza los 5.000 dólares por kilo, según fuentes policiales.

El operativo en Chile incluyó allanamientos en nueve domicilios de la Región Metropolitana, a la que pertenece la capital, y la incautación además de vehículos, dinero en efectivo, pasta base de cocaína y ketamina en bajas cantidades, todo evaluado en más de 15.000 millones de pesos (cerca de 20 millones de dólares).

La investigación trasnacional apunta a su vez a esclarecer giros de altas sumas de dinero hacia Colombia, Ecuador y Perú, y ocho de los nueves detenidos quedaron en prisión preventiva.

La droga era supuestamente internada a través de la frontera norte tanto por tierra como por mar, siendo este último uno de los métodos más utilizados desde el aumento del control terrestre producto de la pandemia.

Según el Observatorio de Narcotráfico de la Fiscalía de Chile, este tipo de droga se embarca en los países productores y emprende rutas marítimas hacia puertos chilenos para luego salir a otros destinos internacionales.

De igual manera, embarcaciones menores como yates, pesqueros, mercantes y otros son utilizados para ingresar droga destinada al mercado interno.

 

EFE