Los jóvenes que participaron en la manifestación empapelaron con varias pancartas las puertas del edificio ubicado en La Hoyada en la que también repudian la designación de Jacqueline Faría como «protectora» de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Mensajes como «Las universidades necesitan presupuestos justos, no nuevos ministros» y «21 años de olvido no se arreglan con una comisión» fueron parte de las frases que los jóvenes pegaron en las puertas de la instancia ministerial.

El consejero estudiantil de la UCV, Jesús Mendoza, manifestó que Lucena es una «vergüenza» para la universidad venezolana y dijo que no permitirán que maneje la universidad venezolana como el CNE. Además de repudiar el nombramiento de Faría como «protectora» de la UCV, el joven recalcó que el hecho de que Nicolás Maduro haya visitado el campus en horas nocturnas «significa el miedo que le tiene a la universidad».

Señaló además que el regreso a clases de manera presencial estaba previsto para este lunes –como ocurrió con la educación inicial, primaria y secundaria-. Sin embargo, las actividades se mantienen de manera virtual. También denunció los bajos sueldos que los profesores devengan  mensualmente, ya que solo con 11 dólares no pueden tener una buena calidad de vida.

Por su parte, el dirigente estudiantil Dylan Estrada destacó que «la universidad venezolana y la UCV no es el CNE», al tiempo que considera que Maduro se «pavonea» por la Central porque actualmente está «muerta».