El venezolano Michael Labarca, recibió un premio de más de 15.000 euros en el Festival de Locarno en Suiza; por su película «Muchachos bañándose en el Lago».

El Locarno celebró este año dos décadas como un espacio que apoya a los cineastas de países en desarrollo, al contactar con los profesionales del cine de otras partes del mundo.

El primer lugar se lo llevó la película cubana «MOA» de Marcel Beltrán, quien recibió el premio más importante de la sección «Puertas Abiertas» y fue galardonada con el premio ARTE Kino international, dotado de 6.000 euros, citó Efe.

La directora boliviana Yashira Jordán y su película «Diamante», también fue galardonada en el festival con el segundo lugar y una participación en el Festival de Cine del Sur en Oslo, Noruega, en noviembre próximo.

El también cineasta cubano, José Luis Aparicio Ferreira -seleccionado para «Puertas Abiertas» por su cortometraje Tundra- realizará una residencia de dos meses en la localidad suiza de Winterthur, donde cada noviembre se realiza un conocido festival internacional de cortometrajes.

«Puerta abierta» 

Esta es una iniciativa suiza que favorece una industria cinematográfica más diversa y con esta edición -en la que el Festival de Locarno celebra su 75º aniversario- inicia un trienio dedicado a Latinoamérica y el Caribe.

Según un reportaje de EFE, este año ha recibido ocho proyectos de largometrajes en busca de socios internacionales, además de a nueve productoras y productores y a 17 realizadores y realizadoras.

El programa es apoyado financieramente por la Agencia Federal Suiza para la Cooperación.