Puerto Ordaz.-Detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, andan detrás de la pista de los asesinos de Antonio José Barreto Cortez, quien murió tras recibir más de ocho tiros, efectuados por tres azotes que ingresaron a su casa para matarlo.

El homicidio aconteció en horas del mediodía del sábado, “Anuel”, “Darwin” y un tercero pasaron de manera violenta a la casa, luego delante de sus familiares lo acribillaron sin piedad.

Testigos apuntan que tres hombres bajaron de un auto Spark negro y un cuarto se quedó detrás del volante. Ellos, oyeron ráfagas de disparos y vieron cuando los homicidas huyeron en el mismo auto.

El homicidio ocurrió en la calle principal del barrio El Llanito, Puerto Ordaz, parroquia Unare, casa número 66.

Sabuesos de la policía judicial no descartan una muerte por encargo, tampoco la hipótesis del ajuste de cuentas por la manera como se desarrollaron los hechos.

Barreto, tenía antecedente por el delito de drogas, en la escena del crimen expertos levantaron más de ocho cartuchos de pistola percutidos. El abatido sufrió heridas en la cabeza, pecho y ambas piernas.

Al parecer los tres delincuentes que arribaron en el vehículo antes descrito son los que dominan Villa Bahía y El Llanito.

No es el primer caso de sangre que se registra en esta comunidad, el año pasado tres ciudadanos murieron acribillados, el triple crimen quedó impune. Posteriormente fue asesinado Brayan José Ramírez por un par de antisociales que se movilizaba en una motocicleta.

Habitantes de la comunidad en cuestión, sienten miedo por la situación de inseguridad que existe en este lugar, también por los problemas entre grupos delictivos que en algunas ocasiones han dejado muertes de personas inocentes.

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]