Ciudad Guayana.-  La nueva directora de Zona Educativa, Betzi Palma realizó una reunión  con los supervisores circuitales e intercircuintales del municipio Caroní con el objetivo de dar las orientaciones correspondientes al  inicio del nuevo año escolar 2021-2022.

El mismo será con un retorno responsable, seguro y progresivo a las aulas, de los estudiantes en los diferentes niveles y modalidades del subsistema de educación básica, enmarcado en las previsiones de la Organización Mundial de la Salud, del Estado Mayor de la Salud y en el esquema de flexibilización del 7+7.

El próximo 4 de octubre se dará la bienvenida al nuevo año académico a los niños y niñas, por ser una semana radical  la misma  comenzará con el Plan cada Familia una Escuela.

 Palma explicó que los maestros de aulas serán los responsables de organizar sus grupos de atención, “si en un aula hay 30 alumnos, se atenderán 10 el día lunes (grupo 1), 10 el día martes (Grupo 2) y 10 el día miércoles (grupo3).  El grupo 1 será nuevamente atendido el día jueves, el grupo 2 el día viernes y el grupo 3 en la siguiente semana de flexibilización y así sucesivamente.

En cuanto al personal docente, administrativo y obrero, también pueden organizarse por grupo en la semana radical, de manera que la escuela siempre esté abierta y cuente con personal.

Mientras que la semana flexible los docentes deben ir los 5 días de la semana para garantizar la atención a los estudiantes.

En cuanto a los colegios privados, deben mantener su horario habitual en la semana de flexibilización y crear sus grupos de atención. 

Entre las dudas de los docentes y alumnos, está el traslado desde sus hogares hasta la escuela, en este sentido Plama señaló que  se realizó una reunión con los órganos de seguridad del Estado, para garantizar que el trasporte público funcione en el horario completo según corresponde a la semana flexible o  radical.

En cuanto a la recuperación de las escuelas,  señaló que existe un plan de trabajo para la atención y recuperación de la infraestructura de las instituciones educativas del estado Bolívar, donde 1.240 centros contarán con el respaldo y participación de la clase obrera de las empresas básicas de Guayana. 

Bioseguridad

La adopción consciente de esta medida es fundamental para el retorno a aulas, generándose adaptaciones en las instituciones educativas e incentivando su internalización permanente
desde el hogar como cultura de bioseguridad.

En las escuelas se deben indentificar las condiciones de riesgos para evitar la propagación del virus.

Tmbién hacer un  control de accesos, reorganización de espacios y procesos, alternabilidad de flujos de movimiento y circulación que garanticen la no propagación del covid. 

 

Prensa Educación