Pekín. El COI y la Organización Mundial de la Salud (OMS) reafirmaron su colaboración para promover la equidad en las vacunas y los estilos de vida saludables, así como en otros proyectos para futuros Juegos Olímpicos, a partir de París 2024.

El COI informó este domingo de la reunión mantenida en Pekín por su presidente, Thomas Bach, y el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en la que el primero apoyó la idea de que «se ha abierto un camino con una vacuna segura y eficaz que puede ayudar a salvar vidas preciosas» frente a la pandemia.

«Unamos nuestras manos para dar un acceso libre e igualitario a la vacuna para todos en el mundo, para comprometer nuestra responsabilidad colectiva de proteger a los más vulnerables, porque todos en este planeta tienen derecho a vivir una vida sana. Juntos somos más fuertes cuando somos solidarios y nos cuidamos mutuamente». señaló.

Las palabras de Bach se unen a las expresadas por el director general de la OMS el día de la inauguración de Pekín 2022, quien indicó que estos «son la esperanza, la solidaridad, la unidad y la paz » y «especialmente la esperanza de acabar con esta pandemia».

«Espero que alcancemos el 70% de vacunación en todos y cada uno de los países del mundo a mediados de este año, y espero que la fase aguda de la pandemia haya terminado, para que la gente se una como siempre», manifestó.

El COI y la OMS formalizaron su colaboración para promover la salud pública con un Memorando de Entendimiento en 1984 y en 2020 firmaron un nuevo acuerdo de cooperación, que también se sumó a actividades de Naciones Unidas (ONU) contra la pandemia con la ayuda de los atletas.

«La pandemia de COVID-19 ha demostrado lo cruciales que son el deporte y la actividad física para la salud física y mental. El COI ha pedido regularmente a los gobiernos del mundo que incluyan el deporte en sus programas de apoyo tras la crisis, debido al importante papel del deporte en las fases de prevención y recuperación», señaló el organismo.

En la reunión de hoy el COI y la OMS también hablaron de una colaboración más estrecha en materia de deporte para la salud a partir de París 2024, para abordar cuestiones emergentes como la prevalencia de las enfermedades no transmisibles, que a menudo están estrechamente vinculadas a estilos de vida poco saludables y a la falta de actividad física.

La OMS estima que las enfermedades no transmisibles matan a 41 millones de personas al año y son responsables del 71% de todas las muertes en el mundo.

EFE noticias