El colegio Loyola comienza en el Parque Cachamay en octubre de 1965

Ciudad Guayana.- “Somos loyolas valientes” corearon este miércoles estudiantes y egresados del Colegio Loyola-Gumilla, quienes “llenos de ilusión” celebraron el 55 aniversario del centro educativo.

A través de la tradicional misa y adaptándose a la “nueva normalidad”, el colegio recibió a estudiantes, egresados, padres y representantes en su emblemática capilla conectados a través de las plataformas digitales.

El rector Luis Hernández S. agradeció primeramente a Dios por considerarlo “el primer y último responsable de que este colegio exista”.

Además, hizo mención especial a cientos de personas comprometidas con esta obra, quienes han hecho posible que hoy el Colegio Loyola arribe a sus 55 años.

Hernández una vez más manifestó el compromiso y el reto del colegio Loyola con Ciudad Guayana por considerarlo un factor efectivo y determinante para superar, no solo  la crisis socipolítica del país, sino también levantar la tan golpeada educación venezolana.

En un emotivo video realizado por la Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio Loyola Gumilla (ASIA), enmarcado en la celebración aniversario, la profesora y coordinadora del plantel educativo, Daniela Montico, dijo sentirse orgullosa de formar parte de la familia Loyola por ver a sus estudiantes “como el hijo que encaminas, que apoyas, que ahora están regados por el mundo, que se graduaron, que formaron esta gran familia y son profesionales reconocidos dejando muy en alto nuestro lema, lo sembré y creció”.

En el material audiovisual también participó Daniel Marchioro, egresado de la promoción 1977 y creador de Asia, quien a través de unas emotivas palabras aseguró que dicha asociación ha servido para el reencuentro de los estudiantes y seguir demostrando que “la amistad de un Loyola, dura para siempre”.

Pero sin duda la sorpresa del día y que emocionó a quienes recorrieron los pasillos del Colegio Loyola fueron las palabras de su antiguo rector, padre Dionisio La huerta, quien catalogó su paso por el colegio como una experiencia buena y muy provechosa.

“En tiempos de pandemia que la celebración sea a distancia, pero con mucho cariño y mucha devoción”, expresó.

La Huerta, mostrándose bastante emocionado, aprovechó para recordar a los fundadores del colegio, el padre Andueza y el hermano José María Armentia.

El 30 de septiembre de 1965 llega a Ciudad Guayana el colegio Loyola. Dos años más tarde su fusión con el Instituto Gumilla hizo que adoptara el nombre Colegio Loyola-Gumilla.

Desde entonces, son 55 años acompañando a Ciudad Guayana en la formación académica integral de sus ciudadanos, sembrando en cada uno amor a Jesucristo, disciplina, valores y su principal premisa: “en todo amar y servir”.