Así mostró el tablero Blockchain la comercialización de bitcoins

También se pudo comprobar cómo el mercado venezolano tiene peso en las transacciones con la criptomoneda, al derrumbarse 25% de las transacciones en la red global

 

Alex Vallenilla / @alexvallenilla

El reciente apagón nacional en Venezuela ha permitido poner a prueba a las criptomonedas contra el dinero fiduciario. Una falla eléctrica que dejó 95% del país a oscuras permitió también demostrar como los venezolanos tienen fuerte influencia en el mercado del bitcoin, al revisar las estadísticas de operaciones en el explorador de bloques, Blockchain.info.

El apagón se produjo el 7 de marzo cerca de las 5:00 pm hora de Venezuela. Para ese día, las operaciones de bitcoin estaban en 285.264 por día. 24 horas después las fallas seguían en todo el país y las operaciones se derrumbaban en el mundo a 212.877 por día, una caída de 25,37% de las transacciones que se hacen en toda la red en el mundo.

El apagón se extendió por varios días afectando las transacciones. En el gráfico del explorador de bloques se puede observar la fuerte caída.

En la plataforma Localbitcoin, la que más utilizan los venezolanos, el desplome del intercambio fue de 40%.

El evento permite determinar el poder Bitcoin. A pesar que algunos críticos señalan que la criptomoneda necesita de electricidad para funcionar, las operaciones en la cadena de bloques no se detuvieron. Quienes fueron afectados fueron las personas cuyas conexiones a Internet dependen de la red eléctrica venezolana, en el mundo, bitcoin siguió operando normalmente.

Incluso muchos venezolanos que podían tener autonomía eléctrica, con plantas o que no llegaron a sufrir el apagón, con conexiones a Internet satelital, podían seguir haciendo operaciones. En cambio, los bancos venezolanos estuvieron cerrados, los cajeros automáticos dejaron de funcionar y las operaciones de banca electrónicas no eran posibles realizarse.

En Venezuela, debido a la hiperinflación, el bolívar es prácticamente una moneda electrónica y se demostró como falló el cuasidinero a través de las tarjetas de débito y de crédito, luego que casi nadie podía realizar pagos en puntos de venta porque la red de telecomunicaciones también estaba afectada.

Las personas que no tenían electricidad o capacidad autónoma, debían realizar pagos con dinero en efectivo, salieron a relucir los dólares y pesos colombianos para los pagos a cambio de alimentos.

Mientras las operaciones de los bancos venezolanos estuvieron paralizadas, bitcoin seguía funcionando. Es un aspecto a tomar en cuenta en el mundo, ya que bitcoin ya puede funcionar a través de conexiones satelitales, sin depender de Internet. Hay proyectos con SunExchange, que alimentan todas las operaciones con criptomonedas, usando la energía solar.