Cómo mantener la motivación y lograr tus metas

Bárbara Ortega nos trae en esta ocasión tres ejercicios para mantener el foco en los planteamientos que nos hacemos día a día

74

¿Cuántas veces has intentado lograr algo y en el camino pierdes la motivación y terminas tirando la toalla?

Seguro que muchas veces, a pesar de empezar con mucha fuerza, tener claro lo que quieres y hasta colocar una imagen en tu nevera, terminas renunciando sin si quiera darte cuenta.

Aunque te vales de muchos recursos, ha sido imposible que puedas mantener tu enfoque sin desviarte del objetivo final, así me ocurrió a mí una y otra vez sin entender por qué.

Después de algunos años trabajando conmigo y mis clientes, he llegado a la conclusión de que la mayoría de las personas, tienen ideas, necesidades, deberes o deseos, pero NO metas.

Te voy a mencionar lo que yo hago para mantenerme motivada y lograr lo que quiero.

  1. ESCUCHATE E IDENTIFICA COMO ESTAS MANIFESTANDO LO QUE QUIERES.

DECIR: quiero, deseo, tengo que, debo hacerlo, necesito hacerlo, evidencia 2 panoramas:

  1. Que es algo que crees que quieres, que deseas, que necesitas a nivel consciente, pero a decir verdad, estas cómodo o cómoda como estas, así que lo intentas y te saboteas cuando te das cuenta que el esfuerzo que tienes que hacer es mayor al beneficio, pues como estas, estas cómodo. Ojo esto es inconsciente, revisa tus acciones para que puedas validarlo.
  2. Lingüísticamente estas manifestando que lo quieres, deseas, necesitas etc., pero en ningún momento le has dicho a tu cerebro que lo harás o lo que harás para poder alcanzarlo. Es así como se queda en un sueño o en un deseo y jamás pasa a hacerse realidad. El decir quiero un carro no va a hacer que lo consigas.

Las metas son específicas y se deben manifestar con el verbo en movimiento y en presente: estudiar, ganar, facturar, generar, etc.

Cuídate de expresiones como: tengo que lograrlo, necesito lograrlo, deseo lograrlo, debo lograrlo y sustitúyelo por un verbo que te invite a la acción. Ejemplo: Comprar un carro para finales de mayo de 2019.

  1. PLANTÉATE METAS QUE SEAN PARA TI:

Siempre procura ser sincera/o contigo, ¿Lo que quieres lo quieres para ti, porque representa un beneficio real para tu vida, o por qué te da estatus, reconocimiento, o cualquier respuesta que venga del entorno y depende de terceros? Dedícate a encontrar una meta que sea tuya, que sea para ti, que vibre contigo, que responda a tus sueños y no a lo que crees que deberías hacer,  lo que crees que necesitas para ser feliz, o sencillamente siguiendo ideas planteadas por terceros.

Elije un destino al que le puedas sonreír y abrazar, luego de recorrer tu propio camino, ese que seguro estará lleno de obstáculos necesarios, de distintos escenarios y que ameritará de tu tiempo, energía, valentía y genialidad, elije una meta que sea personal, una meta que sea para ti y no un trofeo que sea para exhibir, alardear o entregar a otros.

El mayor secreto para que logres mantener tu motivacion es que tus metas sean tan tuyas, que sirvan para inspirar a otros a lograr las suyas.

  1. ESCRIBE TU PARA QUÉ Y JAMÁS LO PIERDAS DE VISTA.

Hay quienes se preguntan por qué hago todo esto y es importante saberlo, ahora si te preguntas para qué,  puedes apalancarte de esto cada vez que pierdas la energía para continuar, es normal que ocurra, así que tendrás que recordar para que iniciaste el recorrido:

Para sentirte bien contigo.

Para pasar tiempo en familia.

Para demostrarte que puedes hacerlo.

Para amarte más y valorarte más.

Para tener una mejor calidad de vida.

Ten presente tu PARA QUÉ y jamás lo pierdas de vista, puede ser tu salvación en los momentos que intentes tirar la toalla.

Estos son las 3 acciones que me permiten a mi mantenerme enfocada y motivada en lograr cada día lo que me he planteado. Además de algunos hábitos de éxito que he desarrollado, ya te los contaré en la próxima edición.

Te envío un fuerte abrazo.

Con amor,
Coach Bárbara Ortega.

@coachbarbaraortega