Diario Panorama

Mayo es el mes elegido para hacer conciencia sobre la salud mental, la organización Mental Health América viene promoviendo la vital importancia de la salud mental desde 1949.

En el marco de esta celebración, se busca promover la importancia igualitaria de la salud mental y física, debido a que la presencia de trastornos como la ansiedad y depresión, traen consigo una carga que afecta el bienestar de las personas.

Sin embargo, no es un misterio que los problemas ocasionados por la crisis en Venezuela han afectado tanto a jóvenes como adultos. El problema eléctrico, la falta de efectivo, las complicaciones para continuar los estudios, son algunos de los problemas que generan la aparición de síntomas de ansiedad y depresión en la juventud venezolana, pero su presencia a temprana edad lleva a muchos a preguntarse, ¿es realmente un problema del cual preocuparse?

“Hay caos, pero de este caos han germinado cosas buenas”, así lo señaló la psicóloga, Elimar Márquez.

La incertidumbre: causa de ansiedad en estudiantes venezolanos

En las conversaciones de los estudiantes universitarios es cada vez más frecuente escuchar sobre ataques de ansiedad, pánico, estrés, depresión y terrores nocturnos provocados por la incertidumbre y la falta de estabilidad del panorama.

“Siento impotencia de no poder terminar. Entonces pienso en si debo irme o no, que estoy perdiendo el tiempo, porque calculas que terminarás la carrera en 6 años y pasan 10 años y no avanzas”,  confesó Maha García, estudiante de medicina.

“Estudiar se ha convertido en algo que hago para complacer y eso me ha causado ataques de ansiedad hasta el punto en que tengo dolores de estómago y de cabeza constantemente”, agregó García.

Síntomas físicos

La ansiedad en casos prolongados puede generar síntomas físicos como:

  • Mareos
  • Dificultad para respirar
  • Hormigueo en las extremidades
  • Sensación de desvanecimiento
  • Dolores en los brazos
  • Cólicos

Además, de la misma pueden derivarse afecciones como el estrés, que también genera síntomas físicos como dificultad para dormir y cambios en los ritmos de alimentación. En el caso de la depresión, se puede experimentar mucho llanto, apatía, decaimiento y una señal clave es cuando las personas comienzan a aislarse.

Prevención

Aunque las dificultades diarias son difíciles de ignorar, un verdadero trastorno psicológico puede serlo mucho más. Por esa razón, existen formas de prevención que se pueden seguir cuando se sienta la aparición de los síntomas:

  • Dormir bien y completo. El sueño es vital para un buen estado emocional. En el sueño se producen neurotransmisores que dan vitalidad para enfrentar los problemas.
  • Tener una alimentación balanceada. Saltarse las comidas también afecta emocionalmente, por lo que una alimentación balanceada ayuda a que las personas se sientan bien.
  • Hacer ejercicio. Como mecanismo de distracción, el ejercicio puede ayudar a despejar la mente de los problemas diarios.
  • No pensar en resolver problemas de noche. Evitar pensar en resolver problemas durante la noche ayuda a no padecer los síntomas de la ansiedad.  Si se va a pensar en resolver problemas, es recomendable hacerlo en la mañana cuando la mente está más despejada.
  • Tener algún tipo de distracción. Los pasatiempos o cosas que nos gustan, suelen ayudar a bajar los niveles de tensión.  

En caso de que los recursos internos se agoten y la presencia de los síntomas se vuelva más fuerte, es recomendable buscar ayuda antes de que sea demasiado tarde.

La falta de pasatiempos o distracciones que les permitan a los jóvenes despejar sus mentes de los problemas cotidianos y la presión de sus responsabilidades, ha causado que sean ellos los que  busquen ayuda profesional voluntariamente para aprender a manejar sus preocupaciones. De acuerdo a la Dra. Elimar Márquez, son muchos los jóvenes que buscan orientación hoy en día.

“Con la situación país, los jóvenes están buscando más ayuda psicológica. Veo más jóvenes solicitando ayuda para mejorarse a sí mismos, manejar la misma preocupación, conseguir misión de vida, incluso pareja. Mucho más que los adultos”, indicó Márquez.