mineros se organizan para buscar a mineros. Foto: corresponsalía Sur
Ciudad Bolívar.- Familiares, amigos, compañeros de labores y comunidad de La Esmeralda del municipio Sucre, se organizaron y salieron en búsqueda de un gran número de mineros desaparecidos que dejó los disturbios armados en la mina La Cochanera en Carapo.
 
En el hecho violento un gran número de mineros quedaron desaparecidos, que hasta la fecha familiares desconocen si están muertos o con vidas. 
 
Ante la angustia, los pobladores de La Esmeralda se organizaron para iniciar la búsqueda de sus familiares y amigos, mientras que otro grupo se reunió en la entrada al pueblo para exigirle a las autoridades, celeridad en las investigaciones y dar con el paradero de más de una docena de personas que siguen desaparecidas tras los supuestos enfrentamiento entre Dgcim y Conas contra la megabanda «El Tren de Aragua».
 
Milagro Duarte, habitante de La Esmeralda, comentó que en dicha mina la «megabanda criminal», tenía secuestrados y en condición de esclavos a más de 600 mineros del municipio Sucre.
 
Por su parte, Vicente Carpio, minero que se encontraba secuestrado relató que la megabanda «El Tren de Aragua», actuaba en el sitio como una especie de punto de control para la minería ilegal. 
 
«Nosotros los mineros teníamos que reportar a ellos lo extraído, no podíamos salir del lugar porque nos tenían amenazados, además teníamos que pagar una vacuna en oro al precio que dicta el mercado”.
 
Dijo que el enfrentamiento se dio gracias a que algunos familiares se enteraron de lo sucedido y avisaron a las autoridades que actuaran de manera eficaz para liberar a los mineros.
 
Dijo que «luego de hacer las denuncias correspondientes autoridades se trasladaron de inmediato a la mencionada mina y tomaron control del lugar. Sin embargo, ninguno de los organismos ejecutivos o militares encargados ha emitido hasta el momento ninguna información oficial de las personas desapercibidas, por lo que nos hemos organizados para nosotros mismos empezar las búsqueda de nuestros hermanos mineros».
 
Mientras tanto, habitantes de La Esmeralda se han reunido para solicitar información sobre los desaparecidos, exigiendo que al menos les sean devueltos los cuerpos de sus familiares. Por otro lado, en la localidad paralizaron sus actividades dejando las calles vacías por temor a que se repitan nuevos hechos de violencia.
 
Ivannia Moreno Palacios