Trabajadores de la Siderúrgica del Orinoco, no obtienen respuestas de sus peticiones y deciden permanecer con el cierre de la avenida Guayana, a la altura del distribuidor de la referida empresa.

Autobuses de la fábrica están apostados en ambos sentidos, en tanto que los siderúrgicos permanecen de pies, esperan que el presidente de SIDOR, Néstor Astudillo y el presidente de la CVG Pedro Maldonado, respondan a sus reclamos.

El abogado Hermes Rodríguez, declaró pasadas las 8:00 de la noche de este lunes 09, desde el sitio de la manifestación que acordaron radicalizar la protesta, “solo hemos recibidos amenazas de emisarios de la siderúrgica y no respuestas a nuestros reclamos”.

Invitó para este martes a la dirigencia sindical de todas las empresas básicas del Estado, igual, a jubilados, pensionados, activos y aquellos que fueron enviados a sus casas en tiempo de pandemia y que aún no han sido reintegrados a sus puestos de trabajo, a concentrarse en elevado de Alcasa para trasladarse hasta el distribuidor de Sidor, en apoyo a los sidoristas.

Rodríguez, apuntó que una de las demandas es un salario digno, seguido del pago de vacaciones, intereses de sus prestaciones, reintegro a sus puestos de trabajo a los siderúrgicos que sacaron en pandemia, entre otras deudas que tiene la fábrica con la clase obrera.

Efectivos de la Guardia Nacional con equipos antimotines, cerraron el paso a la altura del distribuidor de Alcasa, para evitar el paso de otros trabajadores, igual, acordonaron la vía a la altura del elevado de Pdvsa – Sisor.