Hermes Rodríguez invita a todos los trabajadores de las empresas básicas a una asamblea en la sede del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus Similares, a partir de las ocho de la mañana de este sábado 7 de enero.

El abogado y también trabajador de Sidor, cree que es el momento de dar un ultimátum al Gobierno y en especial al presidente de la Corporación Venezolana de Guayana, Pedro Maldonado, por boicotear derechos contractuales de los trabajadores, quitarles el pan de la boca a los hijos de la clase trabajadora y por negarse a responder a los accionistas.

Puntos a tratar será la reincorporación laboral de todos los trabajadores de SIDOR y de las demás empresas del holding CVG.

«Es el momento de tomar acciones decisivas en asamblea general con respecto a las ventas de las acciones Clase B. Además, enfrentar las decisiones arbitrarias que se tomaron en contra de jubilados de la Siderúrgica y demás fabricas del Estado».

Convocó a jubilados, pensionados, activos, accionistas Clase B con sus hijos y esposas a la mencionada reunión, «pido a la clase obrera a tener un poco de consciencia y unificación para recuperar lo que por derecho nos corresponde y que nos han quitado todos aquellos administradores que han pasado por las empresas de la Corporación Venezolana de Guayana», apuntó Rodríguez.

No se justifica que luego que una persona entregó entre 40 y 50 años a la siderúrgica, «sea echado a la calle con una bolsa de comida y 130 bolívares, aquellos que están en un plan de jubilación no deben permitir que eso pase, es el momento de decidir y recuperar nuestros derechos contractuales».

Hermes concluyó diciendo que será una concentración masiva, en donde, fijarán posición y nuevas acciones de las protestas venideras.