El presidente de la CVG, Pedro Maldonado y directivos de la corporación

Ciudad Guayana.- Ante la decisión de la Asamblea Nacional (AN) de designar una junta administrativa ad hoc y junta directiva, para poner a la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) en funcionamiento, las autoridades socialistas la calificaron como ilegítima. 

Según el anuncio que hiciera el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, los encargados de realizar las audiencias serán: Enrique Castells, Dich Souki, Fernando Goyeneche, Ricardo Echeverría y Roberto Arredondo.

Sobre la medida, el titular de CVG, Pedro Maldonado,  rechazó la designación de una junta directiva paralela para la institución.

De manera que la calificó como ilegítima.

El constituyentista, Angel Marcano, vicepresidentes de la Corporación, presidentes de las empresas básicas y demás trabajadores apoyaron la posición de Maldonado desde la sede de la Corporación, en Alta Vista. 

Las autoridades socialistas de CVG informaron a la clase obrera que la medida de la AN es ilegal.

Aseguraron que su finalidad es fracturar la institucionalidad y pleno funcionamiento de CVG. 

Pese a estas nuevas juntas, la alta gerencia de la CVG ratificó que seguirá trabajando con el presidente Nicolás Maduro Moros, para fortalecer el bienestar y desarrollo del pueblo venezolano.

Es decir, que sus acciones irán inclinadas hacia medidas que permitan proteger la operatividad de la institución, los beneficios de la clase trabajadora y establecer responsabilidades frente a la medida del Parlamento. 

Por Yessika Muñoz

[email protected]