Los transportistas públicos que hacen vida en el municipio Piar, resaltaron que desde hace un tiempo cinco o 10 unidades de transporte reciben el apoyo de combustible en la Estación de Servicio San Onofre, por tanto, el resto de los choferes han tenido que comprar gasolina en el mercado negro.

Jesús González, transportista señaló que la botella de gasoil la pagan a 1$, mientras que de gasolina en 1.5, 1.7 o 1.8, “la mayoría hemos tenido que comprar el combustible en el mercado negro, no estamos siendo subsidiados por el gobierno, mismo que debía ayudar al transportista para mantener una tarifa y no lo está cumpliendo, en años anteriores recibíamos neumáticos, baterías, lubricantes y otros repuestos, ahora nada de eso se cumple, ni el apoyo de combustible”.

Piden apoyo

Asimismo, el declarante manifestó que en años anteriores se surtían dos o tres veces a la semana en grupos de 15 unidades con 50 litros, ahora gracias al General Ochoa, los transportistas de Upata, reciben apoyo con el combustible en el municipio Caroní, 15 unidades con 100 litros, “no todas las unidades de Piar, están en condiciones de trasladarse hasta Caroní”, dijo González.

Por tanto, los choferes del volante solicitan más apoyo y que el municipio sea tomado en cuenta en cuanto al beneficio, pues, existe un gran descontento en los transportistas porque para poder salir diariamente a trabajar, deben comprar el combustible en el “mercado negro”.