Ciudad Bolívar-. Sin agua, calles intransitables, sin medicina, sin gas, con fallas constantes en el servicio eléctrico y sin transporte público, los habitantes del sector 4 de Febrero de la parroquia Agua Salada se quejan y exigen a las autoridades solución a estos problemas que presentan a diario.
Esta semana ante la indolencia gubernamental los vecinos del referido sector del municipio Angostura del Orinoco, se organizaron en cuadrillas para realizar un plan de mantenimiento a la avenida y calles principales ante la llegada de la temporada decembrina.
Mario Córdova, residente de esta comunidad, señaló que las calles enmontadas y falta de iluminación son otras de las realidades con las cuales les ha tocado lidiar en los últimos años, “aquí vivimos por la bendición de Dios, tenemos años pidiendo un plan de mantenimiento y lo único que recibimos son promesas (…) ante la falta de compromiso por parte de la autoridades, nos decidimos nosotros mismo hacer el trabajo que esté en nuestras manos”.
El lugareño, comentó que “en 4 de Febrero tenemos muchos problemas que han sido planteados de todas las formas al Gobierno regional y municipal para que les busquen solución, pero los gobernantes no han tomado en cuenta nuestras necesidades”, aseveró Córdova, quien enfatizó que el transporte público es una necesidad latente y grave para los vecinos.
Comentó que por lo distante de la comunidad, han tenido emergencias que no se han tratado en el ambulatorio porque este no cuenta con insumos y además padece la falta de personal. “Hemos salido adelante a pesar de los problemas, pero necesitamos que las autoridades nos ayuden. Los servicios están deficientes; hace falta gobierno”, precisó.
Asimismo, Priscila Rodríguez, habitante de la comunidad, dijo que algunas comunidades tienen meses que no reciben el beneficio de la bombona de gas y durante ese tiempo más de 300 familias del sector llevan tiempo cocinando en leña.
Sostuvo también que el transporte es un caos porque son pocos los vehículos que circulan por la zona, siendo los privados que le sacan provecho a la situación y cobran hasta 6 bolívares. Reveló que la luz se va hasta por cinco horas y se mantiene intermitente durante todo el día.
 
Ivannia Moreno Palacios