Cali, Colombia. El campeón colombiano, Deportivo Cali, le amargó este martes el debut a Boca Juniors en el Grupo E de la Copa Libertadores al vencerlo por 2-0 con un tanto del central argentino Guillermo Burdisso, que vistió la camiseta del conjunto Xeneize durante cuatro años, y otro del extremo Jhon Vásquez.

Los colombianos, que llegaron al partido como penúltimos del torneo local, consiguieron la victoria gracias a la buena actuación del volante Kevin Velasco, que sirvió dos asistencias en un partido luchado, con pocas oportunidades y marcado por el juego fuerte.

Cali lo buscó desde el primer cuarto

Los colombianos tuvieron su oportunidad más clara del primer tiempo al minuto 13 cuando en un contragolpe el portero Agustín Rossi pifió en el despeje y el balón le quedó al extremo Yony González, que se enredó y terminó anticipado por el central peruano Carlos Zambrano.

En la etapa complementaria, el partido se enredó aún más y los equipos tuvieron muchas dificultades para crear oportunidades, a lo que se sumó además el pésimo estado del césped del estadio Deportivo Cali.

Teo mostró su magia

Los destellos de Teo Gutiérrez acercaron a los Azucareros a la portería de Rossi, mientras que Romero siguió siendo el más importante de los argentinos, aunque en el segundo tiempo el paraguayo tuvo que buscar muchas veces el balón en terreno propio porque le estaba llegando muy poco.

Cuando el partido lucía más enredado, los anfitriones abrieron el marcador al 69 en un tiro libre desde el costado derecho que cobró Velasco y que Burdisso logró cabecear el balón, pese a lo duro que iba, para mandarlo al fondo de la red y poner a celebrar al técnico venezolano Rafael Dudamel.

Boca, aturdido por la anotación, recibió el segundo golpe diez minutos después cuando Velasco, en una gran jugada por el costado izquierdo, desbordó y mandó un centro rastrero para Vásquez, que apareció como un fantasma y con un zurdazo sentenció el partido a favor de los colombianos.

Redacción deportes Efe