Caracas.- Funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana desmantelaron una clínica clandestina donde se practicaban abortos, en Caracas, informó este viernes El Pitazo.

Según el reportaje, la clínica se ubicaba en la urbanización Prados del Este, en el interior de una vivienda.

La policía detalló que las averiguaciones iniciaron una vez recibieron la denuncia de una mujer que presentó un cuadro de salud delicado al hacerse un aborto en ese lugar.

En medio del allanamiento realizado el miércoles 5 de noviembre, detuvieron a un hombre de 72 años de edad, identificado como Marcos Antonio Ardila González, aunque no precisaron qué funciones cumplía el sujeto en esta residencia.

Haga clic aquí para leer la noticia completa