Roma.- El narcotraficante italiano Fortunato Stassi, condenado por narcotráfico internacional y conocido por sus vínculos con la mafia, fue hoy arrestado en la ciudad española de Fuengirola (sur), confirmaron hoy los Carabineros (policía militarizada).

Su detención, coordinada por la Fiscalía de Roma y la Dirección Antimafia italiana, ha sido posible gracias a la intervención de agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y de los Carabineros italianos.

Stassi, de 66 años y natural del municipio siciliano de Partanna (sur), era buscado desde 2019 tras haberse fugado y evitado cumplir la condena de 11 años y siete meses de prisión por el delito de pertenencia a asociación para el narcotráfico internacional.

En el momento de su detención tenía un carné de identidad falso.

Los carabineros italianos advirtieron en un comunicado de que su presencia en Fuengirola confirma que la Costa del Sol, el litoral de la Andalucía oriental, es «un punto importante en las rutas del narcotráfico que alimentan el mercado italiano».

El detenido abandonó su Sicilia natal en la década de los Noventa tras verse salpicado por algunas investigaciones que habían revelado su vínculo con algunas familias mafiosas de la zona.

Posteriormente se mudó a Roma, donde creó «una importante red» de relaciones con narcotraficantes de la criminalidad organizada romana pero también de la ‘Ndrangheta, la mafia calabresa y actualmente una de las más potentes y sanguinarias del mundo.

Esto le valió para asegurarse canales de aprovisionamiento de estupefacientes que acababan en los clanes de la capital.

La detención de Stassi también ha sido posible gracias a la ayuda de la iniciativa «I-Can» de cooperación internacional entre cuerpos de policías.

 

EFE