Se supo que el español estuvo la noche del miércoles tras las rejas de una jefatura en Madrid, luego de ser arrestado. Al día siguiente, este jueves en horas del mediodía, pasó a disposición judicial en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Madrid, el que daría pase a ponerlo en libertad.

De acuerdo al diario Noticias de Navarra, Diego ya está fuera de la comisaría, según pudieron confirmarle fuentes jurídicas de la investigación al medio, pues el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Madrid número 7, acordó la libertad del músico, aunque se sigue investigando su caso por la presunta comisión de un delito de malos tratos continuados del que no se tenían denuncias previas.

Después de ser puesto en libertad, El Cigala declaró a la agencia Europa Press estar muy contento y que se iba a cantar para Málaga. En cuanto al motivo de su detención, respondió: «Seguro que son los dineros, siempre quieren dineros las mujeres».

 

El abogado del gitano destacó a las puertas de esta sede judicial que su cliente ha sido puesto en libertad sin ninguna medida cautelar, ni personal ni patrimonial. «Entendemos que no existe indicio alguno que sustente esa denuncia», recalcó.

Según el representante legal, el artista se encuentra «muy bien» y «con ganas de demostrar la verdad»: «Está muy bien de ánimo porque se ha demostrado que no hay sustento que fundamente esta denuncia. No se ha demostrado ni su autoría ni hay reproche alguno a mi cliente», subrayó, por lo que continuará con su gira de conciertos.