Caracas.- El ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, condenó este martes la intervención de la empresa colombo-venezolana Monómeros, filial de la venezolana Pequiven, por parte de la Superintendencia de Colombia.

A través de un comunicado, El Aissami, en nombre del gobierno de Nicolás Maduro, dice que condena y rechaza enérgicamente esta pretendida agresión al país y señala como responsables al presidente Iván Duque y a la oposición venezolana que respalda al dirigente Juan Guaidó. 

«…han robado millones de dólares, mediante el secuestro y la apropiación ilegal de activos pertenecientes a la República, lo que constituye un acto violatorio del derecho internacional público», dice parte del comunicado. 

El Aissami señala que la empresa Monómeros pasó a ser propiedad exclusiva del Gobierno venezolano en 2006, sin embargo, desde 2019 -agrega- «empezó a ser desmantelada por las mafias del gobierno de Colombia y la derecha corrupta del guaidosismo que, además, ha despojado a Venezuela de importantes activos».

El Ministro concluye el comunicado diciendo que, por órdenes de Nicolás Maduro, la delegación del chavismo para el diálogo en México, pedirá incluir el caso de Monómeros en las conversaciones; además, denunciarán desde ese escenario «la intención de Iván Duque de torpedear el diálogo entre Gobierno y oposición».