La canela es una especia que se obtiene de la corteza de las ramas del canelo o cinamomo, árbol de flores amarillas que crece en climas tropicales y húmedos.

Su nombre genérico Cinnamomum significa “madera dulce”. Es originaria de Sri Lanka, India, aunque actualmente se cultiva en varios países tropicales.

La canela está íntimamente ligada a la cocina mexicana, pues es una de las especias más utilizadas por su versatilidad y formas de uso.

La utilizamos en preparaciones dulces, saladas y picantes.

De hecho, prácticamente todos nuestros postres llevan canela y es muy utilizada en infusiones y bebidas, como el tradicional ponche de Navidad, el café de olla, los atoles y champurrados, el agua de horchata, entre otros

¿Qué nutrimentos y beneficios aporta?

La canela es rica en calcio, manganeso, fibra y antioxidantes (polifenoles).

Es por esto que nos ayuda a la formación de huesos fuertes y para combatir los radicales libres (causantes de envejecimiento, alteraciones en el ADN y distintas enfermedades), reduciendo el riesgo de tener enfermedades del corazón o algunos tipos de cáncer, así como al fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico y al retraso del proceso de envejecimiento.

Recientemente también se ha sugerido el uso de canela para mejorar diversas patologías, entre ellas la diabetes.

Debido a que diversos estudios científicos han evidenciado que la canela parece disminuir los niveles de glucosa en la sangre de personas con diabetes.

No obstante, esta evidencia no es del todo concluyente.

Propiedades de la canela

La canela se consume en poca cantidad, por tanto no aporta nutrientes en dosis significativas. 

Lo más interesante de la canela son los compuestos aromáticos. 

El aceite esencial aromático constituye hasta un 2,5% de su composición.

Los compuestos mayoritarios son el aldehído cinámico (65-70%), el eugenol y el alcohol cinámico.

En una proporción menor se encuentran el ácido trans-cinámico, el aldehído hidroxicinámico, el aldehído o metoxicinámico, el acetato cinámico y los terpenos linalol y diterpeno.

Además de taninos, betacarotenos, mucílago y proantocianidinas, cumarinas, minerales y vitaminas A, C y del grupo B.

La acción sinérgica de estos componentes aporta un efecto vigorizante, estimulante del apetito, carminativo, cicatrizante, antiespasmódico, antiséptico y antiviral. 

Todas estas sustancias suman un gran poder antiinflamatorio y antioxidante. 

En un estudio comparativo con otras 26 especias, realizado en la Universidad de Hong Kong, la canela mostró las mayores capacidades antioxidantes, por encima de superalimentos como el orégano y el ajo. 

De hecho, es tan potente que la canela se puede utilizar como un conservante natural.

Beneficios de la canela para la salud

La canela (Cinnamomum zeylanicum) no solo es una especia muy apreciada en todo el mundo sino que cuenta con una larga tradición en la medicina ayurvédica de la India y se ha utilizado durante siglos en China para aliviar resfriados y problemas digestivos, así como molestias ginecológicas.

En la actualidad se usa sobre todo como antiinflamatorio, para mejorar la función cognitiva y como regulador del metabolismo.

Sistema digestivo

En pequeñas dosis, la canela estimula la secreción salivar y la actividad glandular. Resulta excelente por tanto en alteraciones gastrointestinales. Es eficaz contra la dispepsia, la insuficiencia de jugos gástricos, los gases y las náuseas.

Además mitiga la diarrea gracias a su efecto astringente y regulador de la flora intestinal. 

Para regular la digestión, se toma el extracto de canela: un cuarto de cucharadita con agua, dos o tres veces al día; también se halla encapsulado, solo o en fórmulas digestivas: de 2.500 a 3.000 mg al día. La infusión o «té de canela» es una opción para quien prefiera el ritual de su preparación: basta media taza tras las comidas.

Diábetes y perdida de peso

La canela ha mostrado en estudios científicos que mejora la sensibilidad de las células a la insulina y actúa significativamente sobre los niveles de glucosa en la sangre, incluso en personas con diabetes tipo 2.

Además, la canela reduce las consecuencias negativas de comer alimentos ricos en grasa y con ello, junto con la acción sobre el azúcar, puede favorecer la pérdida de peso.

Aún hay otra manera en que el azúcar ayuda a adelgazar: utilizarlo para sustituir el azúcar. Basta con una dosis de 1 g para obtener un efecto positivo sobre los niveles de glucosa.

Reduce el riesgo de enfermedades cardíacas

También actúa sobre los niveles de colesterol malo LDL y sobre los triglicéridos. Un estudio concluyó que con solo 120 mg diarios se pueden conseguir efectos positivos.

Además, en estudios con animales se ha visto que reduce la tensión sanguínea. 

Todos estos factores combinados reducen de manera importante el riesgo de sufrir un infarto.

Otros efectos beneficiosos

Además de aliviar diversos trastornos intestinales, revigoriza y ayuda a combatir las infecciones. Pequeños estudios han probado cierta acción positiva en trastornos como el alzhéimer, la esclerosis múltiple y las heridas crónicas.

  • Chupar canela para sanar las aftas bucales. En caso de abrasiones en la lengua o la mucosa bucal, una ramita de canela chupada seda el dolor y ayuda a cicatrizar. 
  • Canela y convalecencias. Por su riqueza en hierro y efecto vigorizante ayuda a superar los estados de astenia. Para aprovechar su poder revitalizante se toma en tintura: 20 gotas disueltas en agua tres veces al día; esta solución también es eficaz contra los resfriados.
  • Canela contra las infecciones. El extracto y el aceite esencial son potentes bactericidas, antivirales y antifúngicos.
  • Problemas circulatorios. Por su efecto calorífico, es ideal para activar la circulación en personas propensas a tener manos y pies fríos.
  • Regulador ginecológico. Estimula el útero y favorece la hemorragia menstrual. No es recomendable durante el embarazo.

¿Cómo se recomienda consumirla?

La canela tiene infinidad de usos, regularmente se utiliza para dar sabor a postres, pasteles, dulces y bebidas, pero debemos tener cuidado de que éstos no contengan cantidades excesivas de azúcar.

Contraindicaciones de la canela

La canela sobre todo la variedad cassia contine una pequeña cantidad de cumaria.

Esta sustancia, en dosis extremadamente altas, puede causar algunos efectos secundarios peligrosos.

Sin embargo, al utilizarse como un condimento sería algo muy raro que alguien ingiriera cantidades suficientemente grandes como para sufrir algún efecto secundario negativo. 

El aceite esencial de canela se usa tópicamente como antiinflamatorio sin que tenga riesgos, pero su uso interno debe ser controlado por un profesional.

En la cocina

Probablemente hayas rociado con canela un arroz con leche o la hayas añadido a otros postres, galletas o pasteles, pero hay otras maneras deliciosas de incorporar canela en su dieta.

Muchas cocinas tradicionales, como la india, la mexicana, la del Medio Oriente y la del norte de África, utilizan la canela como principal especia en los platos salados.

Aquí tienes algunas ideas para degustar recetas rápidas con canela:

  • Muele semillas de lino y espolvoréalas sobre una tostada de pan integral, espolvorea también canela y finalmente riégala con un chorrito de jarabe de arce.
  • Sumerge un par de palitos de canela en leche de soja con un chorrito de sirope de agave y caliéntalo para gozar de una bebida reconfortante.
  • Añade canela en polvo a los burritos veganos con judías negras. 
  • Ponle un poco de canela a los platos con curri.