España.-El otrora jefe de Inteligencia de Venezuela, Hugo Armando Carvajal, ha vuelto a enviar documentación al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón tal y como se comprometió en aras de colaborar con la justicia y con el fin último de evitar su extradición a EEUU, que está solo pendiente de los recursos contra la desestimación de su solicitud de asilo.

En esta ocasión, se trata de dos encargos o puntos de cuenta que reflejan la relación de los fundadores de Podemos con el régimen chavista, tal y como adelantó Okdiario y confirmó ABC.

Incluye la encomienda de 2008 por la que Hugo Chávez autorizó el pago de 6,7 millones de dólares a la Fundación CEPS y 142.000 dólares que en 2013 liberó ya Nicolás Maduro en favor de Carolina Bescansa, Jorge Lago y Ariel Jerez para servicios de comunicación.

En concreto, este documento refiere un “subcontrato” a los tres “sociólogos y activistas del movimiento 15-M/indignados” para el “diseño político comunicacional del material audiovisual” que se iba a utilizar en el ‘stand’ de la petrolera estatal venezolana Pdvsa en el Congreso Mundial de Petróleo que se iba a celebrar en Moscú.

El contrato marco era para la empresa VIU Comunicaciones C.A, que se había hecho cargo del ‘stand’ en dos congresos anteriores celebrados en Qatar (2011) y Madrid (2008).

El presupuesto superaba el medio millón de dólares de los que el grueso irían al diseño y construcción del stand y el resto, para los mencionados Bescansa, Lago y Jerez. La fecha, el 16 de octubre de 2013 y junto a la rúbrica de Maduro, una consigna: «¡Unidos en la lucha!».

En cuanto al primero de los documentos mencionados, ya fue revelado en exclusiva por ABC en 2016. Se trata del punto de cuenta -la orden de librar presupuesto para una contratación- firmada por Chávez en favor de Fundación CEPS, el germen de Podemos, para «propiciar un cambio político aún más afín al Gobierno bolivariano» en España.

El documento, del que Carvajal habría aportado copia del original ya compulsado y firmado de puño y letra por Chávez, menciona específicamente a Juan Carlos Monedero, Jorge Vestrynge y Pablo Iglesias en calidad de «destacados profesores» que «representan una escuela de pensamiento de avanzada revolucionaria, aliados naturales de la revolución bolivariana». La encomienda pasa por programar en las televisiones venezolanas VTV y Telesur «presentaciones y entrevistas» a los tres.

Esa encomienda, a propuesta del entonces ministro del Poder Popular para las Finanzas de Venezuela, Rafael Isea -hoy en EEUU tras huir del país tras la llegada de Maduro-, es fruto de un acuerdo previo del Consejo de Ministros y busca «contar con la valiosa colaboración de la Fundación CEPS focalizando en asesorías y apoyo técnico para la política comunicacional del gobierno».

Tomado de ABC